BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 30 de septiembre de 2014
NOTICIAS
Afirman que trabajar de noche aumenta los riesgos de cáncer
La preocupación llegó al Congreso donde un diputado presentó un proyecto para expresar el interés de conocer más investigaciones sobre la relación de los trabajadores en turno noche con el padecimiento de cáncer.
17 de abril de 2009
La publicación de una nota periodística donde se afirma que La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, según sus siglas en inglés) concluye en un trabajo que se publicará a finales de este año, que “el trabajo nocturno altera los ritmos circadianos e inhibe la producción de melatonina, una hormona que puede influir en el desarrollo del cáncer”. Además agrega que “es probable que los turnos que impliquen perturbaciones circadianas sean cancerígenos para el ser humano, ubicándolos dentro del Grupo 2ª, de circunstancias de exposición probablemente cancerígenas en humanos. Sitúa este riesgo al mismo nivel que el de los productos químicos que contengan plomo, los esteroides anabolizantes, la creosota, los gases de los tubos de escape y las lámparas de rayos ultravioleta”.

Esta noticia alarmó al diputado neuquino Hugo Acuña quien presentó un proyecto de declaración expresando su preocupación por estos nuevos estudios y pidió que se investigue esta situación.

“Los gobiernos y patronales de todo el mundo se preparan para hacer frente a las presiones que soliciten indemnizaciones y cambios en las pautas de trabajo a raíz de un estudio que sugiere que los turnos nocturnos de trabajo pueden causar cáncer. Grupos de pacientes oncológicos, investigadores y sindicatos están analizando las evidencias sobre esta relación después de que la Junta Nacional de Lesiones Industriales de Dinamarca aprobara una compensación de hasta 134.000 euros para cada una de las 38 mujeres que desarrollaron cáncer de mama después de trabajar un mínimo de una noche a la semana durante, al menos, 20 años”, publica otra organización de lucha contra el cáncer.

En su proyecto, el diputado cita que “otros estados europeos, entre los que se incluyen Países Bajos, Bélgica y Reino Unido, están analizando la posible relación entre los turnos de noche y el desarrollo de cáncer de mama. Estos resultados pueden determinar si es o no procedente conceder indemnizaciones”.

Por último, Acuña hace un llamado a la reflexión y pide que “esto no debe resultarnos indiferente, es imprescindible estar atentos a los avances de estos estudios y propiciar los propios, de modo de establecer las medidas de prevención necesarias para combatir esta terrible patología”.