BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 26 de noviembre de 2014
NOTICIAS
Solanas fustigó a Marcos Aguinis
El diputado nacional entrerriano del Frente para la Victoria disparó contra el pensador por haber sugerido pedir las renuncias de los legisladores “traidores” luego de las elecciones.
19 de abril de 2009
Raúl Solanas salió al cruce de declaraciones del escritor Marcos Aguinis en las que sostuvo que “hay que conducir bien la bronca y luego de las elecciones ir a la casa de los senadores y diputados traidores y sacarle las renuncias...".

“Realmente estoy atónito por sus afirmaciones”, anunció Solanas, para preguntarse luego “¿cuál es la manda constitucional, o derecho positivo o natural del cual usted, está investido para terminar con el mandato de los representantes elegidos de forma legal, constitucional y democráticamente?”.

El diputado kirchnerista recordó que “vivimos en un estado de derecho, en el cual presumo, usted se siente parte; si es así, debe enmarcarse en los postulados de nuestra Constitución nacional, que establece claramente que el pueblo argentino adopta para sí la forma representativa, republicana y federal, y los actuales diputados y senadores, somos (a pesar suyo) representantes elegidos por el pueblo con un mandato para cumplir y que debemos culminar con la tarea que se nos encomendó”.

Así las cosas, sugirió que “romper las reglas constitucionales nos acerca a épocas anteriores y oscuras que todos debemos tratar de que no se vuelvan a repetir, lamentablemente vuestras declaraciones no van en el camino de la democracia que el pueblo argentino luchó para conseguir y consolidar”.

“¿Le parece justo, razonable, convocar a escraches y a la comisión de delitos, como es el de coacción agravada? –preguntó Solanas-. ¿Por qué usted, busca o aconseja la violencia, señor Aguinis, por qué tanto odio y resentimiento según trasuntan sus propias palabras?”.

El diputado entrerriano le señaló a Aguinis que “está equivocado”, y lo invitó a la reflexión, “al diálogo civilizado y a la tolerancia”, puntualizando que “los políticos, los dirigentes de todos los sectores de la vida nacional, los intelectuales, como es su caso, tienen una gran responsabilidad cívica. Ha atravesado momentos muy duros y dolorosos el pueblo argentino, como para proponer una vez más la misma receta del desencuentro y el enfrentamiento”.

En síntesis, Solanas expresó su repudio hacia dichos que, consideró, “son perjudiciales para la sociedad, y sólo apuntan a la división y a la arbitrariedad”, y concluyó proponiéndole a Aguinis “seguir el camino de la unión nacional, más allá de las lógicas diversidades y el del respeto irrestricto al Estado de Derecho”.