BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 1 de septiembre de 2014
NOTICIAS
Reclaman la concreción del gasoducto del NEA
Sin esta obra, que constituye una muestra más de la inacción del gobierno nacional en materia energética, continúa privándose al Norte santafesino de un elemento indispensable para su desarrollo.
25 de abril de 2009
La diputada nacional por Santa Fe, María Elena Martin (PS) resaltó la necesidad de que se concrete el Gasoducto del Noreste Argentino, como así también la necesidad de re-incluir en el trazado a la provincia de Santa Fe y de realizar la exploración de fuentes propias de gas en territorio argentino.

“El Gasoducto del Noreste Argentino (GNEA) fue proyectado para las provincias de nuestro país que no tienen gas natural, a partir del Acuerdo Federal para el lanzamiento del GNEA suscripto el 24 de noviembre de 2003 por el Poder Ejecutivo a través del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios; las provincias de Salta, Formosa, Chaco, Corrientes, Misiones, Entre Ríos y Santa Fe; y la Organización Techint como grupo inversor. La Nación se comprometió –entonces– a instrumentar las medidas administrativas, regulatorias, presupuestarias, fiscales y financieras para lograr concretar tal preciado proyecto”, explicó la legisladora.

“La deficiencia de este recurso energético implica un severo retraso en el desarrollo industrial de la región, sumado al desmejoramiento de la calidad de vida de los habitantes. A partir del compromiso que tomó el Estado
nacional de construir este gasoducto, se crearon grandes expectativas en la provincia de Santa Fe, relacionadas con la instalación de emprendimientos industriales y de producción primaria”.

Sin embargo, “cinco años y cinco meses más tarde, esas expectativas se han visto diluidas, en primer lugar, porque el Gobierno decidió a fines del 2008 redefinir el GNEA, disminuyendo considerablemente el diámetro de las cañerías y el tamaño de los equipos de compresión de 36 a 16 y 14 pulgadas de diámetro, dejando en pie tan sólo una de las tres plantas compresoras del proyecto original, y reorientar la traza llegando sólo a las provincias de Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones, dejando afuera a Santa Fe”.

En segundo lugar, “porque durante los últimos cinco años se han suscriptos convenios y acuerdos estratégicos, se ha convocado a licitaciones para proyectos, a consultoras, a licitaciones para compras de ductos, turbocompresores, repuestos, han participado empresas argentinas, estadounidenses, alemanas, mejicanas, chinas, ucranianas, indias, resultando todos estos procesos sumamente costosos e inútiles porque el gasoducto no se construyó, convirtiéndose así en una muestra más de la inacción del gobierno nacional en materia energética”, manifestó Martin.

“Nos están advirtiendo que existe una crisis estructural del sistema energético en el país; no se puede seguir mirando para otro lado, sino pensar en una planificación en la materia a mediano y largo alcance”, finalizó.