BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 24 de abril de 2014
NOTICIAS
Rechazan “presión confiscatoria” contra la prensa
Un diputado catamarqueño cuestionó la actitud de la AFIP en torno a los medios de difusión pequeños y medianos.
29 de abril de 2009
El diputado nacional por Catamarca Genaro Collantes plasmó en un proyecto de resolución su "preocupación y rechazo" a la presión confiscatoria que se está ejerciendo desde la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) sobre los medios periodísticos, de acuerdo con lo denunciado por la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA) durante la 139º Junta de Directores de la entidad, que tuvo lugar el pasado 23 de abril.

En el proyecto presentado en la Cámara baja nacional, el diputado del Frente Cívico y Social de Catamarca sostiene que la "defensa irrestricta de la libertad de prensa es uno de los principales desafíos de la Cámara de Diputados de la Nación y del Congreso de la Nación en general", por lo que "cualquier avance del poder político o corporativo sobre ese derecho consagrado por la Constitución Nacional debe ser alertado por los legisladores, no en virtud de algún interés particular o sectorial, sino por el más importante de todos: el derecho de la ciudadanía a estar informada". Y sostuvo que esa posibilidad puede ser restringida de diversas maneras. "Casi se diría que forma parte de la naturaleza del poder político controlar los contenidos de la prensa; uno de los pilares de la libertad de expresión y de la libertad de prensa en la Argentina".

Menciona también que, como ya se hiciera en oportunidades anteriores, honrando la representación como integrantes de la Comisión de Libertad de Expresión de la Cámara baja, se vienen denunciando diversas tácticas oficiales: el uso de la publicidad oficial de manera discrecional, diferenciando entre "amigos" y "enemigos"; la sospechosa compra de medios de prensa que permite el despido de periodistas -frecuentemente críticos con la gestión de gobierno- y hasta la utilización de la estructura sindical aliada del Gobierno para impedir la libre circulación de los periódicos más importantes del país, son antecedentes más que suficientes para haber encendido la luz de alarma.

"Ahora venimos a dejar constancia de otra estrategia: la presión confiscatoria y persecutoria de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) en perjuicio de diarios de la Capital Federal y del interior del país", remarcó Collantes al mencionar que "por lo menos, así lo denunció ADEPA (Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas) en su 139º Junta de Directores donde recogió testimonios de sus medios afiliados sobre esta deleznable práctica". A su vez, el legislador catamarqueño indicó que el director de Primera Edición, de Posadas, relató que "todas las semanas, como una maniobra de hostigamiento" tiene inspecciones de la AFIP, situación que también soportan otros medios del país.

"Esta presión -menciona Collantes-, calificada con acierto por ADEPA como confiscatoria en lo económico, sin dudas que esconde el objetivo político de debilitar la línea editorial de los medios de prensa díscolos. Gran parte de la independencia de la prensa depende de su independencia económica, para conservar la distancia necesaria no sólo del poder político, sino también del poder económico. ADEPA expresó su muy grave preocupación ante la irregular y arbitraria persecución fiscal que están sufriendo los medios de comunicación gráficos y audiovisuales de todo el país".