BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 17 de julio de 2019
NOTICIAS
Proyecto para favorecer la atención a los afectados por la pandemia
La diputada Petit pide que se exceptúen de impuestos internos y externos a medicamentos y productos que combaten la Gripe A.
3 de julio de 2009
La entrerriana María de los Angeles Petit presentó un proyecto de ley por el que pide se exceptúen por el periodo de pandemia de Influenza H1N1 declarado por la Organización Mundial de la Salud (OSM) los aranceles de importación e impuestos internos sobre los medicamentos y productos indicados para combatir y/o prevenir la enfermedad en todo el ámbito de la República Argentina.

La legisladora justicialista expresa en sus fundamentos que la pandemia desatada en nuestro país por la Influenza H1N1 o Gripe A ha provocado el aumento desmesurado de la demanda y en consecuencia del precio de los medicamentos y productos destinados a combatir y/o prevenir la enfermedad.

El medicamento conocido como TAMIFLU, producido únicamente por el laboratorio suizo Roche Holding AG, cuya droga es el fosfato de oseltamivir es el actualmente recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OSM) para reducir los efectos de la influenza, aún cuando existe otro conocido como Ralenza, basado en la droga zanamivir y producido por el Laboratorio británico GlaxoSmithKline que hoy no se comercializa en el país.

A instancias de la OSM el laboratorio Roche ha impulsado programas de abastecimiento especial a países en desarrollo provistos con fondos del Banco Mundial, sobre todo a aquellos incluidos en el GAVI (Alianza Mundial para Vacunas e Inmunización), pero no a aquellos países que no se encuentran en el mismo.

En estos días, el medicamento ha sido puesto en venta al público en las farmacias de Argentina, sumándose esa oferta a los que provee el Estado Nacional a través de los hospitales públicos.

El costo del medicamento al público oscila entre 132 y 135 pesos la caja de 10 pastillas y de 180 pesos la versión en gotas al consumidor final, lo cual excede las posibilidades de muchas personas que no cuentan con los medios financieros para acceder al producto.

Parte de ese costo está compuesto por aranceles de importación e impuestos internos, que podrían ser atenuados durante el periodo de emergencia sanitaria, para facilitar el acceso de los distintos sectores de la sociedad, especialmente los más carenciados.

Asimismo existen otros productos utilizados para el prevención y el tratamiento como por ejemplo barbijos, alcohol en gel, desinfectantes, nebulizadores, respiradores etc, cuyo valor ha aumentado considerablemente en los últimos días, por lo cual también es necesario realizar un control de precios exhaustivos sobre ellos.