BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 18 de julio de 2019
NOTICIAS
Macri designó a lo “peor de la fuerza”
Duras crìticas recibió el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, ante la designación del flamante jefe de la Policía Metropolitana, Jorge “Fino” Palacios, quien estuvo a cargo de la Oficina de Antiterrorismo de la Policía Federal al producirse el atentado a la AMIA.
4 de julio de 2009
En tal sentido, el actual presidente de la bancada de la Coalición Cívica de la Legislatura porteña, Sergio Abrevaya, manifestò en un comunicado de prensa emitido este viernes de que “es una barbaridad la designación de Palacios”. Por su parte el ex legislador ibarrista Gonzalo Ruanova sostuvo que la designación de Palacios es un signo de la falta de “políticas de seguridad de Macri”.

"Es una barbaridad la designación del primer jefe de la Policía de la Ciudad, denunciado por supuestas vinculaciones con el caso AMIA y con otros antecedentes de gravedad que deberían ser causa más que suficiente para no nombrarlo" señaló Sergio Abrevaya, presidente del Bloque de la Coalición Cívica, en relación a la designación de Jorge Palacios en ese cargo.

" Palacios –continuó- no es garantía de respeto a los ciudadanos”, acotó el presidente de la banacada de la Coalición Cívica en la Legislatura porteña.

A continuación Abrevaya enfatizó que “La nueva policía metropolitana va a ser conducida con lo peor de la vieja fuerza”.

“El jefe de Gobierno está matando a la institución antes de que nazca, con esta designación”, sostuvo Abrevaya finalmente.

Mientras que desde Espacio Plural, bloque uniperosnal conformado por el ex legislador ibarrista, Gustavo Ruanova, el mismo cuestionó la designación de Palacios y criticó la falta de política en materia de seguridad del gobierno de Mauricio Macri.

Al respecto Ruanova, integrante de la Comisión de Seguridad de la Legislatura porteña, sostuvo que “la política de seguridad del gobierno de Mauricio Macri sufre de improvisación en la gestión, muestra la pelea entre facciones por el poder en la futura Policía, y se basa en un análisis erróneo del problema, lo que llevará al fracaso a la nueva fuerza policial”.

Además, Ruanova agregó que “el controvertido nombramiento, a días de los comicios, del ex comisario federal Jorge "Fino" Palacios está acorde con el destino que el gobierno porteño busca darle a la nueva policía, tal como lo reafirma el ministro de Seguridad Montenegro, cuando expresa que “los 750 nuevos policías que vigilarán la Ciudad de Buenos Aires hacia fin de año trabajarán en lo que refiere al tránsito en zonas complejas como asentamientos o villas precarias, y además serán auxiliares de la justicia en cuestiones como desalojos".

Asimismo, el legislador porteño consideró que “hasta ahora fue difícil observar propuestas del macrismo que no fueran más allá del plano represivo en materia de seguridad ciudadana, y sólo se pudo discutir sobre proyectos de una "mala fotocopia" una fracasada fuerza policial, sin planificación previa.”

Para finalizar, Ruanova enfatizó que “lo importante es armar una nueva fuerza policial integrada al poder político, con control y cercanía a los vecinos, con una agenda de seguridad basada en el control inteligente del espacio público, la prevención del delito, el fortalecimiento de la Justicia y la promoción de políticas de inclusión Social, aspectos que fueron planteados pero incumplidos en el Plan de Seguridad anunciado por Macri hace casi un año y medio”