BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 14 de octubre de 2019
NOTICIAS
Nuevo pronunciamiento respecto a Honduras
Varios legisladores presentaron un proyecto repudiando el golpe perpetrado en aquella nación centroamericana.
6 de julio de 2009
Los diputados nacionales Norberto Erro, Jorge Luis Albarracín, Juan Carlos Scalesi, y Rubén Sciuto presentaron un proyecto de declaración donde manifiestan su mayor repudio y condena al golpe de estado perpetrado contra el gobierno del presidente constitucional de la República de Honduras José Manuel Zelaya.

En el mismo reafirman “nuestro inclaudicable compromiso con el Sistema Republicano, la Democracia y el respeto de sus instituciones, solicitando a la Comunidad Internacional que arbitre los medios necesarios para la restitución del Presidente Constitucional de la República de Honduras José Manuel Zelaya, desconociendo al gobierno de facto que usurpa el poder público y los derechos del pueblo hondureño”.

El proyecto pone de manifiesto que “visto los gravísimos sucesos acaecidos en la República de Honduras, que han llegado a su punto extremo con el golpe de Estado encabezado por unidades militares que capturaron, secuestraron y derrocaron al presidente José Manuel Zelaya, y que el período de gobierno del Presidente de la República de Honduras finaliza en el año 2010, y es recién en esa fecha donde el voto popular, como instrumento vital de las instituciones democráticas, constituirá el único camino legítimo para el acceso al gobierno de una República, y que un gobierno emergente de un golpe de estado es expresión clara de violencia y arbitrariedad. Aquellos que recurren a la fuerza para pretender solucionar situaciones políticas aboliendo las garantías individuales, niegan en forma absoluta el estado de derecho”.

Este golpe contra la democracia, viola los principios democráticos de la Carta de la OEA y nuestra condena debe unirse a la rápida y unánime de todos los países americanos, agrega el proyecto.

En el párrafo final de los fundamentos los legisladores expresan su condena a “esta acción golpista, fiel expresión de la sin razón de la fuerza en contra de la ciudadanía hondureña y del orden constitucional democrático. Reafirmamos nuestra convicción republicana y la consecuente e incondicional solidaridad con pueblo de la República de Honduras y el Presidente José Manuel Zelaya, bregando día a día por la consolidación de las soberanías nacionales y la integración latinoamericana”.