BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 19 de julio de 2019
NOTICIAS
El Acuerdo Cívico toma distancia de los santiagueños
Ante la detención del intendente de la capital provincial, el Comité Nacional de la UCR aclaró que tanto aquel como el gobernador son "kirchneristas".
7 de julio de 2009
Por si fuera necesario, el radicalismo salió a despegarse del escándalo desatado en Santiago del Estero, la provincia gobernada por el radicalismo K que más fiel se ha mantenido al gobierno kirchnerista.

A través de un comunicado suscripto por su titular, el senador Gerardo Morales, la UCR puntualizó su "más enfático y enérgico rechazo a los reprobables hechos de corrupción", aclarando que el intendente depuesto, Julio Alegre, "dice llamarse radical, pero ha abrazado el estilo y la condición kirchnerista".

La UCR expresó que "sería un desatino, más aún después del claro mensaje de rechazo a la soberbia y al abuso de poder del pasado 28 de junio, pasar por alto esta vergonzosa situación", aclarando de paso que "los radicales están forjando su recuperación, luego de una crisis de proporciones, y no va a soportar oscuras acciones de opacos personajes que dicen llamarse radicales, pero que han abrazado el estilo y la condición kirchnerista".

De paso, recordó que "razones por el estilo motivaron oportunamente la intervención del distrito Santiago del Estero". En ese marco, concluyeron diciendo que "el Comité Nacional de la UCR reclama que Zamora y sus secuaces devuelvan el partido radical provincial a las convicciones, los valores y los sueños que lo forjaron".

Por su parte, la diputada nacional por Santiago del Estero de la Coalición Cívica Marta Velarde, quien no pudiera renovar su banca en las últimas elecciones a través del ACyS en Capital Federal, aclaró que "Alegre no es el único corrupto", por cuanto "en Santiago se instauró por parte del gobierno provincial un modelo similar al kircknerista, basado en el autoritarismo, en la venganza, un poder judicial sometido, restricciones a la libertad de prensa y fraude electoral".

Velarde emitió un comunicado en el que sostuvo que "la impunidad con la que se manejó Alegre sólo puede ser producto de la connivencia con el poder político superior de la provincia".

El comunicado agrega que "por la corrupción nacional y provincial, recursos que llegaron en gran cantidad a Santiago del Estero se han dilapidado entre funcionarios y proveedores del Estado vinculados al poder político en una verdadera asociación ilícita".