BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 19 de octubre de 2019
NOTICIAS
Sugieren aumentar en dos los miembros del Consejo de la Magistratura
El presidente del bloque radical del Senado e integrante de ese cuerpo advirtió que con la composición actual, el oficialismo tiene poder de veto para la selección y destitución de jueces.
20 de julio de 2009
El senador Ernesto Sanz sostuvo que “con la actual composición del Consejo, que es de trece miembros, el número de miembros del oficialismo, que es de cinco, significa que usted tiene que contar con el voto de por lo menos un oficialista para nombrar nuevos jueces, o para destituir a algún juez que haya cometido faltas por mal desempeño”.

“Es decir que el oficialismo tiene poder de veto para la selección o para la destitución de magistrados”, concluyó el presidente del bloque radical de la Cámara alta, quien aclaró que si el Gobierno estuviera de acuerdo, “con aumentar en dos el número de miembros del Consejo para que el oficialismo no tuviera poder de veto, podríamos andar mucho mejor y de esa manera no tener al Poder Judicial en un estado de dependencia respecto de ese número de oficialistas”.

En diálogo con Radio Continental, el senador mendocino formuló una aclaración respecto a las denuncias de que hay muchos jueces que no actúan por ser temerosos de los castigos que pueden sufrir. En tal sentido dijo que, “para ser honesto, hay un 50% de culpa del Gobierno, que siempre se encarga de hacer saber de esos números que tiene en el Consejo de la Magistratura, pero hay otro 50% que es culpa de los propios jueces”.

“Mire, hay jueces en la Argentina que no tienen ninguna excusa para no investigar al poder -puntualizó-. Hay jueces que desde hace tres años han tenido en sus escritorios denuncias contra el señor (Ricardo) Jaime y han esperado recién que dejó de tener poder, en los últimos quince días, para empezar a investigar. Eso no tiene nombre. No hay ninguna explicación para eso, por qué recién cuando un funcionario renuncia empieza a ser investigado”.

Ernesto Sanz señaló que “lo mismo pasó con Felisa Miceli, cuando era ministra, no la investigaba nadie; se fue, y le empezaron a llover las causas”.

“Eso habla muy mal de los jueces, independientemente de los números que haya de oficialistas en el Consejo” de la Magistratura, concluyó el senador.