BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 20 de julio de 2019
NOTICIAS
De Narváez y Macri presentaron una agenda parlamentaria
El macrismo se reunió con los peronistas disidentes aliados para consensuar los detalles del diálogo con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y definir una estrategia parlamentaria para lo que resta del año.
23 de julio de 2009
En el Hotel Castelar, el espacio Unión-PRO conformado por los peronistas disidentes Francisco de Narváez y Felipe Solá junto al PRO de Mauricio Macri, se reunieron para debatir una agenda parlamentaria que impulsarán en coordinación con la Ciudad.

Posteriormente los principales líderes de la fuerza, Mauricio Macri y Francisco de Narváez dieron una conferencia de prensa en la que el jefe de Gobierno porteño sostuvo que el diálogo iniciado con el Gobierno nacional "es un acto positivo y lo vemos con esperanza".

"Empezamos a trabajar ya en forma concreta y veremos como evoluciona, esperamos que para la próxima reunión con la presidenta en 30 días, ya tengamos avances concretos y veamos como se puede seguir trabajando", apuntó Macri tras la reunión en la que también participaron la diputada electa Gabriela Michetti y el jefe de la bancada del PRO, Federico Pinedo.

Los referentes de Unión PRO destacaron que sería importante de parte del Gobierno emitir un gesto hacia el campo, y precisamente hacia ellos están destinados algunos de los proyectos parlamentarios que presentó la fuerza.

Al respecto, Macri destacó que el campo tiene "una muy buena predisposición a un acuerdo" y descartó que vayan a pedir "un disparate".

De Narváez, en tanto, reclamó "mirar el vaso medio lleno. Nosotros tenemos buena fe y propusimos nuestras ideas".

Las prioridades marcadas por Unión PRO apuntan hacia "la pobreza y la indigencia", la reforma del Consejo de la Magistratura y el INDEC, "para que sea un organismo autónomo, ya que no se trata sólo de estadísticas, sino de los números de la vida de todos".

Pero en primer lugar ubicaron un proyecto destinado a implementar el Programa de Ingreso Básico Familiar, para dar asistencia monetaria a todas las familias que se encuentren en situación de pobreza. Esa iniciativa ha sido elaborada pensando "pensando en un sistema que vaya directo al bolsillo del consumidor".

El temario de iniciativas legislativas incluye el impulso de la educación técnica y la agropecuaria, un régimen de promoción de inversiones para micro, pequeñas y medianas empresas, además de una ley "de empleo joven", destinada a los jóvenes de entre 17 y 24 años.

Macri reiteró su deseo de que se disminuyan los derechos a la exportación de los granos para "liberar esa energía emprendedora que tiene la Argentina en un sector tan dinámico como el agroindustrial".

Por su parte, Federico Pinedo destacó que el PRO está "analizando la propuesta de la Mesa de Enlace", destacando que "pretendemos generar un consenso rápidamente con los otros partidos tal vez ya la semana que viene a los efectos de tener un proyecto común con el que discutir con el oficialismo, a ver si podemos llegar a un consenso más amplio".

"Nadie en este espacio está proponiendo desfinanciar al Estado, pero tampoco podemos ahogar al sector privado", aclaró el diputado De Narváez.

La agenda del PRO

Para combatir el desempleo, el PRO propone una promoción industrial para las PyMES, una ley de empleo joven y la ampliación del seguro de desempleo.

Sobre el tema de la inseguridad, un flagelo clave para este espacio, se impulsa la creación de un sistema único que controle la fabricación y el uso de armas de fuego; se volvió hablar sobre la ley de Responsabilidad Penal Juvenil y se abogó por la creación de una Policía Judicial.

En materia de política fiscal se propuso una nueva ley de Coparticipación Federal y la ley del impuesto al Cheque. En tanto, se insistió con la rebaja de las retenciones al agro, incluso su eliminación y la desaparición de la ONCCA.