BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 23 de octubre de 2019
NOTICIAS
“Lo último que quiero es servir como ejemplo”
El diputado Jorge Rivas fue entrevistado por primera vez en televisión desde que sufrió la agresión que lo dejó tetrapléjico. Con las dificultades que tiene para comunicarse -lo hace a través de la tecnología-, aclaró que sólo desea la aplicación de la ley para con sus agresores, y que su principal aspiración personal es vivir lo más plenamente posible. Reforzó su alineamiento con el Gobierno y dejó claro porqué piensa que perdió el kirchnerismo las elecciones.
29 de julio de 2009
Una emotiva nota le realizó el periodista Ernesto Tenenbaum al diputado nacional Jorge Rivas, postrado desde hace más de un año luego de haber sufrido un brutal ataque por parte de delincuentes, cuando era vicejefe de Gabinete.

Durante la nota realizada en el programa de TN Palabras más, palabras menos, se pudo apreciar de qué dificultosa manera el legislador debe comunicarse: a través de una computadora que reproduce mecánicamente las palabras que Rivas escribe.

“Yo creo que saco fuerzas de varios lados y uno de ellos es ponerme objetivos”, expresó de entrada el diputado socialista, quien dejó bien claro en dos pasajes su postura agnóstica. Ante una pregunta puntual sobre Dios, respondió: “Si lo encuentro, lo mato”.

Respecto a sus sueños, dijo que, en lo personal, su mayor aspiración es “vivir lo más plenamente posible”.

¿Qué hay que hacerle a quienes te golpearon?, le preguntó el periodista, ante lo cual el diputado socialista K dijo que “primero creo que deben aplicarle la ley, y después creo que son víctimas de la desigualdad que padecemos”. Dijo rechazar de plano, pese a su dura experiencia, la pena de muerte.

“Al contrario, me refuerzo en la necesidad de políticas preventivas que puedan evitar que cosas como esta ocurran”, dijo.

No se siente un héroe: “La verdad, nunca lo pensé, pero se que lo último que quiero es servir como ejemplo”, aclaró.

En las elecciones del 28 de junio concurrió a votar y lo hizo obviamente por Néstor Kirchner. “Kirschner”, escribió. Y si hubiera tenido que votar en la ciudad de Buenos Aires, le preguntó Tenenbaum presumiendo tal vez que le respondiera Pino Solanas. “En Capital hubiera votado a Heller, que además es amigo”, aclaró Rivas.

Ya metido en el tema político, ante la pregunta de porqué pudo haber perdido el kirchnerismo, Jorge Rivas sugirió “muchas razones, pero una es la pésima política comunicacional que tiene el Gobierno”, y agregó también “no haber achicado la brecha entre los que más y lo que menos tienen”.

¿Qué es lo que más te entusiasma de Kirchner?, le preguntaron: “Los enemigos”, fue la respuesta, divertida. Más adelante dijo que le preocupa “que no profundicemos los cambios, sería retroceder mucho y volver a perder una oportunidad”.

Cuando le preguntaron si haría un libro sobre su situación, o tal vez un ensayo más corto, Rivas aclaró que escribe mucho sobre la coyuntura, y que además ahora “la labor legislativa me ocupa mucho tiempo”.

Está trabajando además -dijo- en un proyecto que definió como “difícil”, que ambiciona “eliminar los contratos de servicios que encubren relaciones laborales de dependencia que son un arrastre del menemato”.

Respecto a su relación con sus hijos, dijo que ellos toman su situación “con más naturalidad que los adultos”, y para concluir, sugirió a modo de moraleja “no dejar nada para mañana”.