BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 18 de noviembre de 2018
NOTICIAS
Con modificaciones, el Senado aprobó el cambio impositivo a productos tecnológicos
"Impuestazo" tecnológico o fuentes de empleo en Tierra del Fuego, fue el eje central de la polémica que los senadores nacionales tuvieron que definir este miércoles en el recinto. El proyecto que cuenta con media sanción de Diputados, fue modificado por la Cámara alta y por lo tanto no es todavía ley. Vuelve a la Cámara baja.
21 de octubre de 2009
Finalmente, la buena noticia para la gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, llegó, ya que luego de varias semanas de quedar relegado por el tratamiento de la Ley de Medios, fue aprobado por la Cámara alta el proyecto de ley que prevé un cambio de impuestos internos para beneficiar la producción de productos electrónicos en Tierra del Fuego.

La felicidad fueguina no fue completa, ya que aún no será ley. Se le hicieron modificaciones y debe volver a la Cámara de Diputados, en donde le darán el visto bueno.

A favor

El miembro informante del oficialismo fue el presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara alta, Fabián Ríos, quien sostuvo que “esta modificación de alícuotas de productos que tienen una elasticidad de precio en el mercado que está dado directamente por el consumo”.

“Es decir, que el valor responde a parámetros de mercado”, explicó Ríos, aunque destacó: “No vamos a poder evitar que las nuevas tecnologías tengan un precio alto hasta que se readapte su fabricación en Tierra del Fuego”.

Por su parte, el senador del ARI–Tierra del Fuego José Martínez soslayó: “Lo que se está discutiendo es un modelo de país a futuro, dejando atrás el modelo agroexportador de principios del siglo XX y las políticas neoliberales de los noventa”.

“Generar un polo de desarrollo tecnológico en Tierra del Fuego tuvo su auge en los 80 con la radicación de muchas empresas. Pero a finales de los ochenta, se deterioró todo el proyecto y la vida en Tierra del Fuego”, agregó Martínez.

En este sentido, el senador fueguino comentó que “esta ley va a permitir que las empresas de telefonía móvil dejen de subsidiar trabajo brasileño, mexicano o asiático y subsidian trabajo argentino porque hoy todos los celulares que se venden en el país están subsidiados porque lo que les importa a las empresas es vender el servicio”, fundamentó Martínez. “Un polo tecnológico genera un desarrollo social y así los fueguinos debemos dejar de ser ciudadanos de segunda”, concluyó el senador aliado al kirchnerismo.

“Estos productos compiten con otros que son importados y no con los que se producen en el país, por lo que no hay un impuestazo tecnológico”, dijo Martínez.

Luego, el senador fueguino y ex gobernador Mario Colazo agradeció a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner por haber presentado este proyecto de ley.

En contra

“Esta ley genera diferencias y no produce una situación para avanzar por lo que no estoy de acuerdo con esta ley. Pero coincido en que hay que darle una mano a Tierra del Fuego, por eso me abstendré”, dijo el senador radical por Santa Cruz Alfredo Martínez.

“No va a mejorar la situación de Tierra del Fuego y va a aumentar la brecha en tecnología digital”, sostuvo la senadora de la CC María Eugenia Estenssoro.

“Este proyecto de ley va encarecer los celulares y otros productos tecnológicos”, sentenció el senador oficialista Guillermo Jenefes, quien se volvió a diferenciar del bloque FpV y votó en contra.

“Estamos votando una ley que beneficia a una provincia pero perjudica a otras y a sus habitantes”, disparó el jefe de bloque de la Unión Cívica Radical, Ernesto Sanz, quien adelantó que la UCR no dará quórum si el FpV no consigue los 37 senadores a la hora de votar. Al respecto sentenció: “Estamos en presencia de un aumento de impuestos; es un arancelamiento encubierto”. De esta manera, la UCR votó en contra del proyecto salvo la abstención de Martínez.

“Mi provincia también tiene derecho a generar tecnología por lo que voy a votar en contra”, fundamentó el senador cordobés Carlos Rossi.

Así las cosas, este miércoles los senadores del ARI de Tierra del Fuego, José Martínez y María Rosa Díaz, obtuvieron un “premio” por su alineamiento con el Gobierno nacional, porque hay que recordar que el proyecto aplica un aumento impositivo a los bienes electrónicos producidos fuera de la provincia más austral.

En efecto, para salvar las diferencias que surgieron en el articulado, la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Senadores introdujo una modificación al artículo 21 del texto que había sido redactado en Diputados, que llevó de 6 mil a 18 mil frigorías la protección impositiva de los aires acondicionados, luego de que se generara polémica porque ese punto beneficiaría a una empresa del sector. Por lo tanto, “se volvió a lo que originalmente decía el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo”.

Además, el proyecto que vuelve a la Cámara baja, modifica el artículo 70 de la ley de Impuestos Internos, y fija aumentos en el IVA y los otros gravámenes que existen sobre los bienes electrónicos tecnológicos (teléfonos celulares y monitores de cristal líquido, GPS, entre otros) fabricados fuera de Tierra del Fuego.