BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 30 de agosto de 2014
NOTICIAS
En provincia de Buenos Aires piden que no se disponga de las reservas
En la Cámara baja bonaerense solicitan que el gobierno de Daniel Scioli intervenga para que no se utilicen las reservas del Banco Central.
10 de marzo de 2010
A través de un proyecto de declaración, el diputado bonaerense Abel Buil (GEN) solicitó al Poder Ejecutivo de la provincia de Buenos Aires que le requiera a su par nacional “se abstenga de utilizar los recursos provenientes de las reservas del Banco Central de la República Argentina e integrados en el Fondo de Desendeudamiento Argentino creado mediante los Decretos 297 y 298 del año en curso, hasta tanto no haya un pronunciamiento del Congreso Nacional sobre los mencionados decretos y sobre la necesaria corrección del Presupuesto Nacional 2010”.

En los fundamentos de la iniciativa parlamentaria, que fue acompañada por los presidentes de las bancadas del ARI, Walter Martello; del radicalismo, Ricardo Jano; del Confe, Rodolfo Arata; de Unión Pro, Carlos Gutiérrez; del Peronismo Federal, Juan Carlos Piris, y del propio GEN, Jaime Linares, el legislador por Rivadavia señaló que “con la firma de los decretos 297 y 298 del año en curso, la Presidenta Cristina Fernández intentó resolver de un sólo plumazo un enredado entuerto en el que, se ha enfrascado el propio gobierno”.

“El mencionado DNU – reseñó Buil -, mereció la desaprobación crítica y el rechazo de gran parte de la dirigencia política del país y, muy particularmente, recibió pronunciamientos contrarios de parte de la Justicia, la que ordenó la suspensión del mismo hasta tanto no se pronunciase la Comisión Bicameral que al efecto funciona en el Congreso Nacional”.

“Sin embargo – agregó el legislador del GEN-, la Presidenta consideró que el pronunciamiento de la justicia podría ser desatendido si se dejaba sin efecto el DNU impugnado, y se lo cambiaba por otro nuevo DNU con el mismo propósito: así fue que firmó los dos nuevos decretos mencionados. Los mismos, aunque de más prolija factura, tienen el mismo propósito que el cuestionado judicialmente, razón por lo cual, es de suponer que merece las mismas impugnaciones que se le hicieran al Decreto 2010/09”.

“Por otra parte, el Presupuesto de la Administración Pública Nacional para el ejercicio 2010 prevé partidas para afrontar los distintos vencimientos de deuda con organismos financieros internacionales que operarán durante el citado período. Tal circunstancia obligaría al Congreso Nacional a corregir el citado presupuesto si se consumara la creación de un fondo con recursos provenientes de las reservas de libre disponibilidad del Banco Central de la República Argentina. En tal caso, las partidas asignadas al pago de vencimientos de la deuda externa, deberían ser reasignadas por el H. Congreso de la Nación”, finalizó Abel Buil.