BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 18 de diciembre de 2014
NOTICIAS
Tras el fallo judicial, la oposición no pudo debatir el DNU del Fondo de Desendeudamiento
Debido a la decisión judicial de reinstalar a la senadora Beatriz de Alperovich en la comisión bicameral que firmó el dictamen para que se debata la validez de los DNU en el Congreso, la Cámara baja decidió diferir la votación sobre el Decreto de Necesidad y Urgencia 298.
17 de marzo de 2010
La Cámara de Diputados decidió no votar este miércoles sobre el decreto por necesidad de urgencia (DNU) 298 para pagar deuda con reservas del Banco Central de la Repúlica Argentina (BCRA).

La decisión se dio luego del fallo a favor del Gobierno del juez Enrique Lavié Pico, quien ordenó reinstalar a la senadora Beatriz de Alperovich en la comisión bicameral que firmó el dictamen para que se debata la validez de los DNU en el Congreso.

Los principales bloques opositores de la Cámara baja debieron retroceder hoy en su intención de rechazar el DNU del Fondo de Desendeudamiento Argentino, luego de que la Justicia declarara ilegítima la composición de la Bicameral que emitió dictamen sobre ese decreto.

Para el júbilo oficialista, el débil armado antikirchnerista en la Cámara baja volvió a quebrarse, y las diferencias internas hicieron que se diera marcha atrás en la intención de resistir el DNU de uso de reservas para el pago de los próximos vencimientos de la deuda.

Pese a que el PJ disidente y sectores de la Coalición Cívica pretendían avanzar igual sobre el decreto, en el arco anti K triunfó la postura de retroceder, a fin de no "contrariar" la medida cautelar, que se conoció en medio de la sesión.

La sentencia judicial dividió las aguas opositoras y de la centroizquierda, por lo que se cayó el número de 129 que tenía garantizado el arco anti K antes de que se iniciara la sesión.

"Ante la duda, vamos a tender a respetarlo (el fallo). No es por miedo, de ninguna manera", enfatizó el titular del bloque del Peronismo Federal, Felipe Solá, luego de que el debate se reanudara tras un cuarto intermedio, en que la oposición decidió no avanzar contra el DNU.

La jefa de la CC, Elisa Carrió, también aseguró que "se respetará la decisión judicial", aunque subrayó que pese al fallo la Cámara baja tenía atribuciones para tratar igual el decreto.

"Respetamos la decisión de la Justicia. Sigamos con la sesión donde está el veto (contra la reforma política) y el decreto 2010 (del derogado Fondo del Bicentenario)", pidió Carrió.

A su turno, el presidente de los radicales Oscar Aguad señaló que "el fallo es ambiguo y no aclara la situación", pero admitió que su bloque aceptaría dejar de lado el tratamiento del decreto.

Antes de votar el salteo del DNU en el temario de la sesión, el jefe del bloque del Frente para la Victoria Agustín Rossi afirmó: "Vamos a caer en el ridículo, porque ese decreto ya fue derogado".

La primera sesión en Diputados

La jornada comenzó a las 15:51, cuando la oposición consiguió sentar a 129 diputados para alcanzar el quórum e iniciar la sesión.

Entre aplausos, los antikirchneristas arrancaron el debate con fuertes expectativas y el primer objetivo fue lograr que se cambiara el orden del día y el DNU pudiera aprobarse sin la necesidad de obtener los dos tercios, tal como había advertido el oficialismo.

La diputada Diana Conti tomó la posta del FpV, y anunció que su bloque acudiría a la Justicia si la Cámara baja rechazaba el DNU de uso de reservas y declaraba su "nulidad absoluta e insalvable".

Según explicó, para votar el rechazo y la nulidad del DNU la oposición debía juntar "los dos tercios" de los presentes, porque esa decisión sólo "le correspondería al Poder Judicial".

Pese a la advertencia, las diputadas Patricia Bullrich, Elisa Carrió (CC) y Silvana Giudici (UCR) reclamaron que se cambiara el plan de labor original y se colocara en la lista de dictámenes de tratamiento ordinario al DNU de reservas, pedido al que accedió el el jefe del bloque kirchnerista Agustín Rossi, que dijo le "daba lo mismo".

Así quedó despejado -por un rato- el tratamiento del decreto del Ejecutivo en el recinto, ya que poco después de las 17:30 comenzó a circular por distintos medios periodísticos que la Justicia resolvería a favor del oficialismo en la Bicameral.

El rumor llegó rápidamente a oídos de la oposición, que de urgencia se reunió en privado para discutir una eventual postura conjunto, en el caso de que se concretara el fallo en contra de la Bicameral con mayoría no oficialista en el Senado.

En ese marco, radicales, peronistas disidentes y referentes de la Coalición Cívica analizaron la posibilidad de acceder a "quitar del temario" de la sesión del DNU del Fondo de Desendeudamiento, para no "contrariar una medida cautelar".

Mientras en la Cámara baja se discutía el repudio a la exploración petrolera británica de las Islas Malvinas, los participantes de la reducida cumbre opositora -Patricia Bullrich, Oscar Aguad, Federico Pinedo, Rubén Lanceta, Marcelo López Arias y Ricardo Gil Lavedra- regresaron al recinto, cruzando los dedos para que no saliera el fallo e impidiera rechazar el DNU.

Sin embargo, pese a los ruegos opositores, el magistrado federal Enrique Lavié Pico hizo lugar a la medida cautelar presentada por el oficialismo, y ordenó que se restituyera a la senadora Beatriz de Alperovich en la Bicameral de Trámite Legislativo.

El debate del dictamen contra el DNU había sido encarado por el radical Rubén Lanceta -presidente de la Bicameral electo por la oposición- cuando los diputados antikirchneristas se enteraron de la noticia en el recinto.

La confirmación estuvo en boca de la kirchnerista Conti, que anunció: "Acaba de salir el fallo del juez que dice no innovar y que la senadora Rojkes de Alperovich integra la Bicameral de Trámite Legislativo".

Los oficialistas se fundieron en un largo aplauso de algarabía, ante las caras largas y el profundo desconcierto de la oposición.

Fellner propuso ingresar en un cuarto intermedio, con el objetivo de definir entre todas las bancadas el destino de la sesión.

En el Salón Delia Parodi se reunieron representantes de todos los bloques opositores junto a Fellner, y allí negociaron continuar con el debate pero sin abordar el DNU, ya que la estructura anti K se había resquebrajado tras la sentencia judicial.

La decepción opositora intentó ser disimulada por sus representantes, que volvieron al recinto para aclarar sus posturas individuales, y debieron soportar las risas kirchneristas.

El inicio de un debate trunco

Tras dos horas y media de discusiones sobre otros temas y cuestiones reglamentarias, el primer orador fue el presidente de la Bicameral de DNU, el diputado radical Rubén Lanceta, quien en su oratoria criticó el accionar del gobierno con la firma de los decretos de necesidad y urgencia y calificó que “el decreto -298/10- se lleva puesto a todas las instituciones”. “¿Por qué no se nos dijo que no dan los números del Presupuesto?”, preguntó efusivamente el diputado radical.

“Estamos inmersos en un problema por una tozudez del Gobierno. Estamos en una crisis a la cual nos llevó este Gobierno, el de Kirchner y Cristina que quiere que en Argentina se siga discutiendo sobre estructuralismo o monetarismo; sobre reservas versus default. Esto es una lógica maniquea”, definió el diputado radical Pedro Tunessi, quien calificó al Gobierno de hacer un “populismo exacerbado”. “Acá no se reúne los defolteadores”, definió.

En cambio, la diputada oficialista Diana Conti detalló que la Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo había sido conformada "con anterioridad con una repartición de ocho oficialistas y ocho y disparó: "Tan injusto fue lo que hizo Cobos, tan de facto fue la Bicameral de DNU, tan tan injusto que la Justicia falló en contra y dio la orden de no innovar". Aunque aclaró que el oficialismo “no quiere judicializar la política”. Con el conocimiento del fallo del juez, se pasó a cuarto intermedio.

La victoria que no fue

“El DNU debe estar en el plan de labor y no necesita los 2/3 de los votos”, consideró la diputada radical Silvana Giudici, abriendo la polémica reglamentaria sobre los decretos de necesidad y urgencia.

Aunque no está en discusión cómo se pagarán los vencimientos de la cuota de la deuda pública, los distintos referentes de la oposición expusieron los fundamentos sobre su posición para que se trate este miércoles los DNU.

Al respecto, la diputada Margarita Stolbizer pidió que se trate “ya” en una sesión ordinaria porque “al ser un dictamen de DNU no existe un plazo para ser tratado y se expresa claramente por ley que se trate sí o sí en la primera sesión de las cámaras legislativas”. Asimismo, el diputado peronista Marcelo López Arias coincidió con la líder del GEN.

“No hace falta aplicar el artículo 113, es decir, los siete días de revisión”, dijo la diputada kirchnerista Diana Conti, quien disparó: el dictamen es de una “Bicameral de facto”.

Finalmente, el oficialismo, ante la mayoría opositora, no forzó una votación y aceptó incorporar al plan de Labor Parlamentaria el dictamen de la oposición firmado en la Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo, lo que salva la discusión reglamentaria.