BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 22 de noviembre de 2014
NOTICIAS
El kirchnerismo porteño salió a criticar una designación en Cultura
Los legisladores Cabandié, “Tito” Nenna, Gabriela Alegre y María José Lubertino se pronunciaron en contra del nombramiento de la dueña del ingenio azucarero Ledesma como embajadora cultural de la Ciudad.
19 de marzo de 2010
El bloque de diputados porteños del Encuentro Popular para la Victoria, compuesto por Juan Cabandié, Francisco “Tito” Nenna, Gabriela Alegre y María José Lubertino, repudiaron la designación de Nelly Arrieta de Blaquier, dueña del ingenio azucarero Ledesma, como embajadora cultural de la Ciudad. “El gobierno de Mauricio Macri sigue rindiendo honores a personajes vinculados a la represión, la tortura y la desaparición de personas durante la última dictadura”, aseveraron.

Al respecto, los ediles adelantaron que este lunes presentarán un proyecto de declaración en la Legislatura para rechazar el nombramiento de la titular de “una empresa que impulsó y colaboró con los militares en los secuestros de los trabajadores y sus familias, en el marco de un plan sistemático que diezmara a la clase obrera y permitiera a la firma vulnerar derechos adquiridos, maximizar la explotación y aumentar la rentabilidad”.

“Ningún empresario que haya participado activamente de la represión militar o haya sido cómplice de los secuestros merece ser embajador cultural”, enfatizaron, y concluyeron: “Arrieta de Blaquier, al igual que Abel Posse, no representa a una sociedad que ha madurado democráticamente y defiende las instituciones y las garantías constitucionales sino que condensa los intereses de quienes se oponen a los juicios por los crímenes de lesa humanidad y la búsqueda de memoria, verdad y justicia”.