BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 24 de abril de 2014
NOTICIAS
Un diputado calificó de ciclotímico el anuncio de la Presidenta sobre el Impuesto al Cheque
El vicepresidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja cuestionó las expresiones de Cristina Fernández de Kirchner ante los gobernadores, a quienes anticipó la posibilidad de derogar el gravamen.
30 de marzo de 2010
“¿Recién ahora es distorsivo?”, se preguntó el diputado nacional de la UCR por Jujuy Miguel Angel Giubergia tras darse a conocer la intención del Gobierno de la eliminación del impuesto al cheque.

“Hace exactamente 5 meses el oficialismo se desgarraba las vestiduras para defender la prórroga del impuesto al cheque y de la noche a la mañana, en una clara demostración de una patológica ciclotimia, dicen que es distorsivo”, enfatizó el legislador jujeño y agregó “resulta por lo menos contradictoria esta supuesta iniciativa dado que el año pasado todo el kirchnerismo impuso su mayoría para prorrogarlo por dos años”.

“Está clarísimo que la invitación para un aparente almuerzo con los gobernadores amigos, sólo fue una nueva extorsión contra los mandatarios provinciales”, denunció el vicepresidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja y añadió “hoy por hoy, al oficialismo lo único que le interesa es que no se toque la caja e imponer la más cruda versión del kirchnerismo tomando exámenes diarios para evaluar si transfieren fondos a las provincias para hacer frente a las prestaciones esenciales del Estado, como ser la Educación, La Salud y el Bienestar Social. A partir de ahora vamos a tener un parate total en el envío de fondos, un ejemplo de esto es que está finalizando el mes de Marzo y ninguna Provincia pudo firmar el PAF para refinanciar sus deudas (que en su mayoría son con el mismo Estado Nacional), siendo que en el Presupuesto 2010 hay una partida de casi $12.000 millones para este fin.

“Sin embargo, desde la oposición impulsamos iniciativas tendientes a una mejor distribución de los ingresos, pero esto tiene que ser acompañado por el conjunto de los gobernadores, ya que de nada le sirve al pueblo argentino tener mandatarios provinciales que lo único que hacen es victimizarse, cuando son ellos los participes necesarios de la política de distribución de recursos de los últimos años y, seguramente, de la profundización de la centralización que vamos a seguir experimentando”.

“El extremismo y autoritarismo con que actúa el matrimonio presidencial es alarmante”, advirtió Giubergia.