BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 23 de abril de 2014
NOTICIAS
Afirman que Alak justifica pensamientos que no son los suyos
Un diputado denarvaísta dijo sobre las posturas del ministro de Justicia en la Cámara baja que los funcionarios de este Gobierno “se ven sometidos a decisiones que no son de ellos”.
9 de abril de 2010
Luego del paso del ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, Julio Alak, por la Cámara de Diputados, donde hizo propio el argumento de la “justicia aristocrática”, el diputado del Peronismo Federal Gustavo Ferrari manifestó que lo que hizo el funcionario fue hacer suyo un argumento del Gobierno.

A su vez, el Gobierno “hace suyo el proyecto de (Alejandro) Rossi -agregó Ferrari- que es un proyecto que está en la línea de lo que él manifestó en la Comisión de Justicia”, y agregó que “lo que ocurre en el Gobierno es que los ministros se ven sometidos a decisiones que no son de ellos”.

Asimismo, el legislador nacional sostuvo que “la Constitución Argentina establece la intangibilidad de los jueces, es decir, no puede someterse a los jueces a una inestabilidad permanente cuando tiene que ser un poder independiente. Lo que se está pretendiendo es que la Justicia deje de ser independiente. Ya dejó de ser independiente el Banco Central, ahora van por la Justicia. Este es el punto que subyace detrás de todo esto”.

“Lo que importa es que los jueces se comporten honestamente, que juzguen de acuerdo a derecho y que hagan aplicar la justicia al caso particular que se ocupan. Lo que importa es cómo trabajan, cómo ejercen su magistratura, no a qué club pertenecen”, señaló el diputado.

Por último, Ferrari añadió que “esto es consistente también con lo que vino haciendo el Gobierno desde hace tiempo: primero el partido judicial, después decir que los jueces tienen tarifadas la excarcelaciones, que lo hizo la Presidente en la apertura de las sesiones, después denunciar algunas relaciones de los jueces públicamente y en cadena nacional y ahora están en esta tendencia de considerar que es aristocratizante la justicia y que debe estar sometida a exámenes permanentes para condicionarlos con un juicio político en caso que no aprueben”.