BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 27 de noviembre de 2014
NOTICIAS
Recalde pide anular la Reforma Laboral
Los gremios alineados con la CGT que dirige el camionero Hugo Moyano presentarán este lunes ante la Corte Suprema un pedido de nulidad de la Ley de Reforma Laboral del 2000, luego de que se conociera una denuncia sobre los sobornos que habría pagado el gobierno de Fernando de la Rúa para su aprobación.
15 de diciembre de 2003
Así lo confirmó el abogado de la CGT disidente, Héctor Recalde, quien consideró que "la ley es nula de nulidad absoluta", y precisó que "existe una competencia originaria de la Corte, porque se trata de un conflicto en el Poder Legislativo".

"El planteo contra la ley lo venimos haciendo desde su concepción, y siempre consideramos que es anticonstitucional, pero el momento de su aprobación no podíamos plantear la nulidad porque no teníamos las pruebas, y podía ser contraproducente que se ratificara", explicó Recalde.

El abogado laboralista, y asesor de la CGT disidente agregó que "lo ideal sería que el propio Parlamento la derogue", pero advirtió que "si lo van a estudiar por mucho tiempo vamos a ir a la Corte directamente, con una acción conjunta de los secretarios generales de los sindicatos de la CGT de Moyano".

"Tenemos esperanzas de avanzar porque ahora hay una Corte renovada, y no es lo mismo hacer el planteo ahora que en el 2000", agregó.

Luego de las denuncias que formuló ayer el ex secretario administrativo del Senado Mario Pontaquarto, en relación a los supuestos sobornos que pagó la administración de Fernando de la Rúa para conseguir la aprobación de la Ley, cualquier ciudadano puede presentarse al Congreso para pedir que se anule la Ley, según explicaron varios letrados.

"Pero eso tendría efecto sólo para el ciudadano que se presente, y lo que vamos a hacer nosotros se tiene que aplicar para todos los trabajadores de los sindicatos que hagan el planteo", explicó Recalde.

Por su parte, el secretario de Prensa de la CGT disidente, Julio Piumato, sostuvo que "el arrepentimiento de Pontaquarto pone otra vez en el tapete lo que fue el más grave escándalo de la vida institucional argentina, dejando al desnudo a los participantes políticos, a los cómplices del encubrimiento; también el hecho de que a tres años y medio de tamaño bochorno, esa ley tan trucha sigue vigente".

"Es bueno recordar y que tengamos memoria, que los mentados sobornos fueron el mecanismo usado por el Gobierno de (Fernando) De la Rúa para sancionar una nueva ley de flexibilización laboral, resistida tenazmente pro la mayoría de los trabajadores, encabezados por la dirigencia y los gremios de esta CGT que lucha", remarcó Piumato.