BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 18 de diciembre de 2014
NOTICIAS
Compromiso del Senado a apoyar la investigación de las coimas
El Senado se comprometió ayer a colaborar con la Justicia en la investigación que se sigue para esclarecer la denuncia sobre las presuntas coimas para aprobar la reforma laboral.
18 de diciembre de 2003
En tal sentido, el cuerpo aprobó por unanimidad una reslución de respaldo a la investigación judicial, al tiempo que el bloque justicialista aceptó el pedido del Gobierno para retrasar la discusión sobre la derogación de la ley en cuestión. En tal sentido se sabe que el bloque justicialista había analizado la posibilidad de incluir en el temario un proyecto para derogar la reforma sancionada en el año 2000.

El titular del bloque, Miguel Angel Pichetto, puso a consideración de los bloques un proyecto diseñado en el 2001 por la senadora Cristina kirchner, pero luego hubo un llamado del propio jefe de Gabinete que frenó esas intenciones. De todos modos el radicalismo había anticipado que no votaría la derogación de la ley hasta tanto la justicia no avanzara en la investigación.

Es así que la Cámara alta fue una caja de resonancia por la actualización de las denuncias sobre presuntos sobornos en el Senado y en ese marco la legisladora Cristina Fernández de Kirchner advirtió que "el pueblo pide que alguien vaya preso".

La legisladora sostuvo que "desde las instituciones se hizo caso omiso a lo que sucedió con los sobornos" en el Senado y lamentó que varios políticos se "sumen a la competencia decadente" de querer aparecer como los primeros que denunciaron los hechos de corrupción.

En sus primeras declaraciones públicas luego del escándalo que desató la confesión del ex secretario parlamentario del cuerpo, Mario Pontaquarto, la primera dama aclaró, además, que "lo que está pidiendo el pueblo es que por fin alguien vaya preso por este tipo de delitos".

Fernández de Kirchner le pidió al juez que investiga la causa, Rodolfo Canicoba Corral, que "vaya a fondo" y dijo que "el Senado tiene que garantizar la labor de la justicia" en este tema. Además, la esposa del Presidente recordó que fue "la primera en denunciar cómo se había votado la ley laboral en el Senado" cuando era diputada por Santa Cruz y dijo que el Congreso "tiene que garantizar el buen funcionamiento de la justicia" para que se resuelvan los hechos de corrupción.

Por su parte, el senador peronista Antonio Cafiero criticó a sus compañeros de bancada en funciones en el 2001 y afirmó que el "tiempo le dio la razón" en la denuncia por supuestas coimas que formuló.

Después, la senadora justicialista, Liliana Negre de Alonso, pidió una "cirugía mayor" para resolver los hechos de corrupción y dijo que, con la denuncia de Mario Pontaquarto "se va a saber quien es quien en la Argentina, con nombre y apellido".