BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 24 de julio de 2014
NOTICIAS
Advierten que la aparición de una menor en Bolivia revela un alto grado de desprotección
La extraña aparición de una niña argentina en Bolivia de la que no se conocía su paradero motivó fuertes críticas de parte de la diputada Victoria Donda por el trabajo de las fuerzas policiales y judiciales.
15 de septiembre de 2011
La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara baja, Victoria Donda, hizo reflexionó con respecto a la reciente aparición de la niña de Villa Lugano, Daniela Loayza, quien se encontraba en Bolivia en perfecto estado, que “este caso nos demuestra nuevamente la desprotección policial y judicial, tanto de los familiares, como de las víctimas de este tipo de delito complejo en el país. Claramente las personas hoy pueden ser trasladadas de un lugar a otro del país y nadie se entera, ante la pasividad de los canales institucionales que son los que deberían actuar”.

Al mismo tiempo, la diputada Donda agregó: “La situación me genera dos reflexiones: por un lado, que los delitos complejos como el narcotráfico y la trata de personas, necesariamente son posibles porque cuentan con la complicidad y la mano de obra de las propias fuerzas de seguridad y de buena parte de los sectores de la justicia. Por otro lado, que el país institucionalmente, a pesar de haberse creado el Ministerio de Seguridad de la Nación, carece de una política seria de seguridad interior. Hubo cambios circulares: se cambió a un comisario por otro, se sacó a efectivos de la Federal para poner gendarmes, como meros tapones para tapar baches, cuando casos como estos, demuestran que no sobran los gendarmes en las fronteras como para traerlos a la Ciudad de Buenos Aires para realizar las tareas que otras fuerzas no realizan por inoperancia o por corrupción. La Gendarmería tiene un rol, la Prefectura tiene otro, lo mismo que la Policía Federal, roles que hoy nadie termina cumpliendo evidentemente”.

Para finalizar, la legisladora del Movimiento Libres del Sur consideró que “es clave el rol de los medios y de las víctimas, familiares y amigos movilizándose. De este modo toman las funciones que los fiscales dejan vacantes al no investigar como corresponde, pasó hace años con los crímenes de la dictadura y ahora está pasando con este tipo de delitos complejos en democracia. La denuncia y la difusión en estos casos, vence el miedo y hace que encontremos a estos chicos y chicas más rápidamente”.