BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 23 de julio de 2014
NOTICIAS
Quieren que los jóvenes incluyan sus voces en la política
El presidente del bloque de diputados nacionales de la UCR, Ricardo Gil Lavedra, afirmó que “los jóvenes tienen varias razones por las cuales deben involucrarse en la política” y remarcó que “es necesario que incluyan sus voces al proceso político”.
17 de septiembre de 2011
Ricardo Gil Lavedra disertó en el “XI Encuentro de Nuevos Dirigentes”, organizado por el Equipo de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Argentina, que se desarrolló en la ciudad de Luján. Su exposición giró alrededor de la política, el bien común y la ética en el ejercicio de la política, aunque también puso énfasis en que “los jóvenes deben hacer carne una idea robusta de justicia intergeneracional”.

Sostuvo que “los jóvenes en su conjunto pueden considerarse un grupo vulnerable, desde una perspectiva que es relevante al momento de evaluar las condiciones que ofrecemos a su participación política”. Agregó que “en general, los más jóvenes, poseen relativamente menores ingresos económicos, han recibido menor educación, tienen problemas propios que no son atendidos adecuadamente y sufren relativamente más y de modo diferencial las consecuencias dañosas de ciertas políticas públicas actuales. Nadie como ellos, pagarán por las consecuencias a veinte, cuarenta o cien años de las políticas de hoy”, subrayó el jefe de la bancada radical.

Afirmó que “innegablemente, hay prácticas institucionales y políticas públicas que afectan de modo diferencial al colectivo de los jóvenes. Sin embargo, ellos no son formalmente habilitados a participar en el proceso colectivo para la elección de los formadores de esas decisiones comunes”.

Al aludir a la cuestión de habilitar a los jóvenes a ejercer el derecho al voto a los 16 años, Gil Lavedra refirió que “la filosofía política debate largamente quiénes pueden elegir a sus gobernantes y participar de la formulación política, así como discute sistemas de gobierno y regímenes políticos”

“Es probable que no todos los jóvenes con 16 ó 17 años tengan una opinión formada en la arena política, las plataformas electorales de cada uno de los partidos políticos o, simplemente, no conozcan a todos candidatos. Muchos pueden no contar con buena información o no tener formada una crítica sólida sobre los distintos aspectos de la realidad política”, dijo Gil Lavedra, quien no obstante advirtió que “es igualmente probable que muchos ciudadanos de 30, 43, 64 u 82 años enfrenten una situación similar de incertidumbre, ignorancia, o de información asimétrica, con respecto a todas las cuestiones que ‘deberían’ ser de su interés” y añadió que “esto no debe desalentarlos a participar, a preguntar, a reclamar. Involucrarse, ese es el verbo”.

“Los jóvenes deben participar e inmiscuirse en política. No solo como un derecho, sino también como una doble obligación. Por un lado contribuir en la formulación de políticas públicas con su visión; y por el otro ejerciendo control de quienes fuimos electos por el pueblo. La rendición de cuentas es sustancial no sólo para el funcionamiento saludable de la democracia sino también para su propia permanencia”, añadió Gil Lavedra, quien remarcó: “Una de las principales formas de evitar una crisis de representación es ejerciendo nuestros derechos y obligaciones como ciudadanos”.

El presidente del bloque de diputados nacionales de la UCR sostuvo que “a los representantes nos compete, en relación a los jóvenes, interpretar y comprender sus preocupaciones y necesidades; conformar una agenda que no haga referencia a ellos por ‘apreciaciones’ sino por su propio involucramiento; brindarles el espacio para interactuar y discutir. Eso es lo que estamos haciendo, ese fue y es nuestro objetivo”, aseguró.

Gil Lavedra instó a los jóvenes a “mancomunarse en sus inquietudes y hacer oír sus palabras aún en aquellos espacios donde crean que eso no es posible” así como “creerse ellos mismos el rol que les atañe en cuanto a sus derechos y obligaciones”.