BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 21 de abril de 2014
NOTICIAS
Avanza el proyecto para sancionar a “trapitos” y “limpiavidrios”
El Pro logró que se emitiera despacho para el proyecto que prohíbe la actividad aplicando multas y hasta imponiendo la detención del infractor. La oposición rechaza la iniciativa.
27 de septiembre de 2011
Tras una larga discusión, la Comisión de Justicia de la Legislatura porteña despachó un dictamen del proyecto para prohibir la actividad de los "trapitos" cuidacoches y de los limpiavidrios en las calles porteñas.

La iniciativa cuenta con una fuerte resistencia de la oposición. Uno de sus miembros, Francisco “Tito” Nenna, expresó tras la reunión que “el Pro persigue a los pobres pero no combate a la pobreza”.

La reunión tuvo lugar en el Salón Montevideo de la Legislatura, donde se trató la iniciativa que promueve la aplicación de multas y hasta contempla la detención de las personas que limpien vidrios o cuiden automóviles a cambio de dinero.

El proyecto ya había sido rechazado por la oposición en 2010 y ahora, tras la victoria macrista en las elecciones, se vuelve a impulsar.

El titular de la Comisión de Justicia, el macrista Martín Ocampo, volvió a vincular los hechos de violencia e inseguridad con la actividad de las personas que, a cambio de dinero, cuidan los autos, facilitan su estacionamiento o limpian sus vidrios en esquinas de la ciudad.

La iniciativa establece sanciones para la persona que se ofrezca a cuidar un auto en forma gratuita, onerosa o a cambio de una retribución voluntaria. Entre los castigos figuran multas de hasta 5 mil pesos, y hasta el arresto del infractor de uno a cinco días.

"En el caso de los limpiavidrios, está a las claras que son actividades que generan alarma y preocupación en una parte de la sociedad", expresó el diputado Martín Borrelli.

Según pudo saberse, los bloques de la oposición buscan elaborar un texto alternativo que plantee un marco de regulación para las personas que realizan este tipo de actividades en las calles, en lugar de su erradicación.

La reforma, tal como está planteada, no incluye la especificación del sistema por el cual se otorgaría el permiso para la actividad de los "trapitos" dado que no es ese código el marco legal para este tipo de regulaciones, señalaron fuentes parlamentarias.