BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 21 de septiembre de 2014
NOTICIAS
Diputados escucharon a representantes de empresas de telecomunicaciones
La Comisión del Legislación del Trabajo de la Cámara baja recibió a miembros de distintas entidades de call-centes en el marco del debate por una ley que regule la actividad de los teleoperadores.
28 de septiembre de 2011
La Comisión del Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputados, presidida por Héctor Recalde (Frente para la Victoria), continuó con el análisis de los proyectos sobre un estatuto para teleoperadores.

En esta oportunidad, concurrieron representantes de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), el Sindicato Argentino de Televisión (SAT),la Federación Argentina de Empleados de Comercios y Servicios (FAECYS) y la Agrupación de Centros de Atención al Cliente de la Cámara Argentina de Comercio.

También estuvieron miembros de la Asociación Bancaria Sociedad de Empleados de Banco (LA BANCARIA),la Cámara de Empresas de Servicios de Contactos para Terceros de la Provincia de Córdoba (CESCT) y la Federación Argentina de Telecomunicaciones (FATEL).

Otros invitados fueron integrantes de la Cámara Española de Comercio de la República Argentina (CECRA), la Cámara de Comercio de EEUU en la Argentina (AMCHAMAR), la Asociación de Marketing Directo e Interactivo de la República Argentina (AMDIA), Telefónica de Argentina y Telecom.

La iniciativa en cuestión ya fue aprobada por unanimidad en el Senado, aunque también existe otro proyecto dirigido en el mismo sentido, presentado por los diputados Miguel Bonasso (Diálogo por Buenos Aires), Victoria Donda y Cecilia Merchán (Libres del Sur) y el mismo Héctor Recalde.

En líneas generales, la iniciativa que cuenta con la sanción de la Cámara alta establece que la jornada de trabajo –cinco días por semana- diaria “no podrá exceder de seis horas”, mientras que la nocturna no deberá pasar de las cinco horas y media, “entendiéndose por tal la que se cumpla entre la hora veintiuna de un día y la hora seis del siguiente”.

Además, se plantea un descanso diario de quince 15 minutos cada dos horas efectivamente trabajadas, y se permitirá una “pausa entre llamadas”, que deberá ser, como mínimo, de 15 segundos entre las mismas, a “los efectos de permitir el descanso del teleoperador”.