BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 23 de agosto de 2014
NOTICIAS
Alertan sobre avisos que promueven la prostitución
A pesar de la norma impulsada por la presidenta de la Nación prohibiendo lo que se conoce como el rubro 59, los avisos siguen saliendo, aunque haya cambiado el rubro y ya no sean tan explícitos. Por eso, una diputada impulsa una ley.
3 de octubre de 2011
Hecha la ley, hecha la trampa. En este caso, en lugar de la ley es un decreto el que prohibió la publicación de avisos que tengan que ver con la prostitución. Pero pese al decreto, los avisos siguen saliendo. Cambiaron las formas, pero que están, están…
Por eso es que la diputada nacional María Cristina Regazzoli manifestó a través de un proyecto la “preocupación por la decisión de algunos medios gráficos de incumplir con lo estipulado por el Decreto 936/2011, que establece la erradicación de la difusión de mensajes e imágenes que estimulen o fomenten la explotación sexual”.

La iniciativa está fundamentada en que algunos diarios están promoviendo, en sus avisos clasificados, prácticas prostituyentes reñidas con el marco legal que rige en nuestro país. Concretamente algunos has cambiado el número y la denominación de rubros vinculados a la oferta de servicios sexuales por otros que en definitiva promueven lo mismo.

El proyecto recuerda que “el Decreto 936/2011 establece claramente la prohibición de publicar avisos publicitarios, comerciales, clasificados, etc. que promuevan el ejercicio de la prostitución”. La restricción de la norma apunta a “los avisos que promuevan la oferta sexual o hagan explícita o implícita referencia a la solicitud de personas destinadas al comercio sexual, por cualquier medio, con la finalidad de prevenir el delito de Trata de Personas con fines de explotación sexual y la paulatina eliminación de las formas de discriminación de las mujeres”.

También destaca que “en vista de los controles ejercidos por las autoridades de aplicación, algunos medios gráficos resolvieron alterar el número y la denominación que usaban para ofrecer este tipo de servicios, cambiándolos por otros aparentemente inofensivos, como ‘solos y solas’ o ‘amistad’. En realidad bajo estos nombres se esconden las prácticas vetadas por el decreto”.

“Curiosamente algunos de ellos hasta publican noticias donde se desbaratan redes de trata de blancas, o denuncian la existencia de prácticas prostibularias en determinadas zonas del país. Todo falsamente, puesto que apenas unas páginas más adelante publican avisos donde claramente se fomentan la prostitución”, concluye la diputada pampeana.