BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 20 de octubre de 2014
NOTICIAS
Crece la preocupación de los juristas por el proyecto de reforma que propone el Gobierno
Máximo Fonrouge, Daniel Herrera, Marcelo Salerno y Rodolfo Vigo compartieron una conferencia en el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires. Advirtieron que se trata de una reforma de corte cesarista, que traerá judicialización, y que en el nuevo texto se menoscaban los Derechos Humanos.
5 de septiembre de 2012
Máximo Fonrouge, presidente del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires; Daniel Herrera, decano de la Facultad de Derecho de la UCA; Marcelo Salerno, titular de la Academia Nacional de Ciencias de Buenos Aires; y Rodolfo Vigo, ex miembro de la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Santa Fe, coincidieron en su preocupación por el proyecto de reforma y unificación de los Códigos Civil y Comercial de la República Argentina.

Fue durante una conferencia que compartieron anoche en el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, bajo el título Nuevos paradigmas del Derecho Privado Argentino, que tuvo como eje la reforma que debate el Congreso.

"El desafío es concientizar acerca de la necesidad de un debate más profundo sobre el nuevo Código Civil y Comercial. No alcanza con un simulacro de análisis para luego aprobar el texto como está en el Congreso Nacional. De la misma forma que durante tanto tiempo tuvimos el Código que redactó Vélez Sarsfield, ahora hay que pensar en los próximos cien años. Lo que impulsamos no es una pulseada de índole política, lo que está en juego en todo esto es el sentido común", afirmó en la apertura Máximo Fonrouge, presidente del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires.

“Es un texto con muchas promesas incumplidas, además de contradicciones flagrantes y evidentes. Creo que se trata de una judicialización sin control, tengo preocupación, realmente lo que siento es temor", dijo por su parte Rodolfo Vigo, ex miembro de la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Santa Fe, quien contó que había sido designado como jurista consultor para la elaboración de la reforma pero que al final nunca lo llamaron y se enteró por los diarios que ya habían concluido el proyecto. Según el jurista, el proyecto del Código Civil establece “un marco de primacía de la ley sobre el derecho que exhibe carencias en el tratamiento de la equidad, un tímido reconocimiento a los principios del derecho, un menguado reconocimiento de la verdad como condición de la justicia y una ponderación esquiva de la obligación del juez de considerar las consecuencias de la decisión judicial a la hora de resolver un caso.”

Daniel Herrera, decano de la Facultad de Derecho de la UCA, también alertó sobre cuestiones como el concepto de persona, el alquiler de vientres, la fertilización asisitida y el concepto de matrimonio."Pedimos un debate más profundo del proyecto y que en ciertos temas se hagan las modificaciones necesarias para lograr el mejor Código posible para nuestro país. Entre otros problemas, el nuevo texto establece una discriminación injusta entre seres humanos según la forma en que fueron concebidos. Mientras que a los concebidos intrauterinamente les reconoce el status jurídico de persona, a los concebidos extrauterinamente se les niega, postergándolo al momento de la implantación, lo que hace que mientras tanto no se les reconozca sus derechos fundamentales y carezcan de la protección legal , en violación a lo sostenido por los tratados internacionales de derechos humanos ", dijo.

"Esta reforma parte de una decisión del Gobierno, es una iniciativa de corte cesarista. Por eso me siento en el deber de advertir sobre la precipitación con que se quiere aprobar el nuevo Código, sin respetar tradiciones ni valores. Lo que corresponde es tener sumo cuidado en el diseño, dejar de lado las ideologías. Está en juego una tarea compleja, paciente, que debe realizarse sin apresuramiento. Si se aplica el texto que se debate actualmente, se multiplicarán los pleitos, reinará la violencia a raíz del reclamo de justicia ante un ordenamiento jurídico que será confuso e incierto", concluyó Marcelo Salerno, miembro de la Academia Nacional de Ciencias de Buenos Aires.