BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 24 de abril de 2014
NOTICIAS
Feletti: “La presidenta siempre toma decisiones a favor de las mayorías”
El diputado defendió las medidas adoptadas por el Gobierno de impulso a la demanda ante las dificultades del sector externo, y rechazó las propuestas de endeudamiento o devaluación realizadas por la oposición. También destacó que “hay un nuevo Estado de Bienestar cuestionado por la oposición”, lo cual, según su opinión, le impide estructurar un programa consistente de cara a las próximas elecciones.
8 de junio de 2013
El presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, Roberto Feletti, realizó un balance del desempeño económico del país durante el año 2012 y evaluó que “ante la complejidad que presentaba el sector externo, la presidenta decidió no tomar deuda ni devaluar, para no perjudicar a los asalariados ni a los jubilados”.

Para el diputado, “esta fue la forma en que el Gobierno decidió afrontar sus límites externos”, lo cual implica una clara diferenciación con “otras veces que faltaron dólares en la Argentina”, cuando “se terminó en una crisis, se salió desesperadamente a tomar deuda o se diseñaron devaluaciones que perjudicaban a medio mundo”. Esta vez, en cambio, se obró pensando que “los costos de las complicaciones en el sector externo no pueden caer sobre el pueblo”.

“La presidenta siempre toma decisiones a favor de las mayorías” , señaló entonces el legislador kirchnerista, en el marco de una actividad convocada por el colectivo Komunidades, un espacio conformado por inmigrantes de diversas latitudes que se referencian con el Gobierno nacional.

Feletti indicó que “se tomaron un conjunto de medidas tales como controlar las importaciones, impedir que las empresas extranjeras giraran dividendos al exterior y restringir la posibilidad de comprar dólares para atesorar”.

En la misma línea, el ex viceministro de Economía ratificó que “no vamos a modificar la política económica”. Al respecto, explicó que “frente a un problema externo, el Gobierno toma la decisión de sostener el mercado interno con políticas claras de demanda, como los aumentos en las asignaciones de carácter social, el mantenimiento de las negociaciones paritarias y la mejora en el Mínimo no Imponible de Ganancias en los salarios más altos”.

Esto quiere decir que “hay una firme decisión por parte de la presidenta de garantizar el abastecimiento de consumo de alimentos baratos para el conjunto de la población, para que las políticas sociales tengan un impacto favorable en el consumo”, razón por la cual “se implementó el acuerdo de precios con las grandes cadenas de distribución”, explicó.

Por otra parte, el diputado subrayó que “entre 2003 y 2013 el tamaño de la economía argentina se duplicó” y añadió que “eso vino acompañado de algunas medidas fundamentales, que tienen que ver con construir un nuevo Estado de Bienestar”, porque desde 2003 “el Estado se volvió una herramienta en manos de un Gobierno popular, que ahora puede cambiarle la vida a la gente”.

En igual dirección, especificó que “haber desendeudado al Estado nos dio la posibilidad de poder decidir si aumenta o no un gasto”, ya que “no se discute más nuestro Presupuesto con el Fondo Monetario”. Feletti opinó además que “este avance logrado es el que está en discusión hoy en la Argentina” y advirtió que “la oposición no dice lo que va a hacer, pero cuestiona solapadamente este nuevo Estado de Bienestar”.

Para el diputado, “la oposición tiene las crisis que tiene porque no es tan fácil plantearle a la sociedad una agenda de reversión de todo lo que se ha logrado”. Al respecto, celebró que, a diferencia de lo que sucedía en otro momento, “hoy los trabajadores en la Argentina tienen por horizonte saber cuánto les va a aumentar el salario, pero no están preocupados por perder el empleo”.

Para finalizar, Feletti se refirió a la situación de los inmigrantes en la Ciudad de Buenos Aires. Sobre el particular, remarcó que “en la Argentina hay dos visiones, que no son nuevas, con respecto a la inmigración”. Por un lado, “los que recordamos que nuestros abuelos fueron inmigrantes y estamos orgullosos de eso, porque fueron uno de los pilares sobre los que se construyó la Argentina”. Pero por el otro “están los que quieren un país para pocos, lo cual implica dos segregaciones: una contra los argentinos más humildes y otra contra los extranjeros, estigmatizándolos”.

“Hay que combatir fuertemente ese discurso, no tenemos que permitirlo”, señaló. El diputado también dijo que “no hay que resignar el derecho de que quien viene a buscarse un futuro en la Argentina tenga una oportunidad y cuente con la posibilidad de disfrutar de lo que el Estado argentino brinda”.

“Que las universidades argentinas produzcan profesionales para Latinoamérica está bueno y hay que defenderlo con orgullo”, aseguró, para luego ponerse a disposición de los presentes ante cualquier dificultad que experimenten.

De la actividad también participaron el presidente del INADI, Pedro Mouratián, y el referente del Partido de la Victoria de la Ciudad de Buenos Aires, Oscar Leguizamón.