BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 19 de septiembre de 2019
NOTICIAS
Sin imprevistos, el FpV consiguió el dictamen favorable del proyecto sobre Ganancias
El Frente para la Victoria y bloques aliados avalaron el proyecto del Poder Ejecutivo que crea un impuesto a la compraventa de acciones de empresas que no cotizan en bolsa y grava los dividendos de las empresas. La oposición volvió a reclamar una reforma tributaria integral.
3 de septiembre de 2013
Menos de tres horas le bastaron al oficialismo para conseguir este martes el dictamen favorable sobre el proyecto que crea un impuesto del 15 por ciento a la compraventa de acciones de empresas que no cotizan en bolsa y grava en un 10 por ciento los dividendos de las empresas.

Con la presencia del titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, la Comisión de Presupuesto despachó favorablemente la iniciativa con las firmas del Frente para la Victoria y sus bloques aliados, mientras que la oposición enarboló su dictamen único y volvió a plantear una reforma tributaria integral.

El proyecto del Poder Ejecutivo sufrió pequeñas modificaciones de forma relativas a la adaptación a la ley de Mercado de Capitales y a contemplar las transacciones de un paquete de acciones entre dos empresas extranjeras sobre una sociedad argentina. Además, se evitará gravar dividendos en acciones liberadas.

Más allá de esto, el texto será tratado este miércoles en el recinto y el kirchnerismo descuenta que logrará darle media sanción y girarlo al Senado, en línea con la intención del Gobierno de recuperar lo que se dejará de percibir por el millón y medio de trabajadores que no pagarán más el impuesto a las Ganancias.

Como habían anticipado, la UCR, el Pro, el Frente Peronista y el FAP firmaron un dictamen de minoría que propone la actualización automática y semestral del mínimo no imponible.

El texto, encabezado por Alfonso Prat-Gay (CC-ARI) fija como variable para el pago de Ganancias la suma de cuatro salarios mínimo, vital y móvil -esto es, alrededor de 15 mil 900 pesos que se irían actualizando-.

Además, el diputado pidió que las jubilaciones ordinarias queden exentas de este tributo y propuso un párrafo aparte para que las pymes no paguen impuestos sobre las ganancias que reinviertan. Por último, impulsó una actualización del mínimo no imponible del impuesto a los Bienes Personales que iría de 300 mil a 800 mil pesos.

El único representante de la oposición que no firmó ese dictamen fue Claudio Lozano (Unidad Popular), quien apostó a un dictamen propio que grava la renta financiera y restituye las contribuciones patronales. "Ya es un hecho que un millón y medio de trabajadores no van a pagar Ganancias, por eso hoy no hay urgencia y habría que discutir una reforma integral", analizó.

Eduardo Amadeo, del peronismo opositor, calificó de "transitoria" la medida del Gobierno que fijó en 15 mil pesos el mínimo no imponible para los salarios brutos, y habló de una "incidencia nefasta de la inflación en todo el sistema económico".

Además, el flamante massista precisó que un trabajador autónomo "paga diez puntos más de impuestos que un trabajador registrado", en una escala que no se modifica.

En la misma línea, el radical Ricardo Buryaile apuntó que "cada vez más monotributistas pasan a la categoría general y terminan quedando en la marginalidad".