BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 21 de septiembre de 2019
NOTICIAS
Claudio Lozano pidió una “reforma tributaria integral”
El líder de Unidad Popular pidió al Gobierno pidió aprovechar las condiciones sociales y políticas para “dotar de justicia y progresividad” al régimen tributario. Explicó que su propuesta es gravar la renta financiera, actualizar periódicamente las escalas de Ganancias e incluir deducciones por alquileres.
4 de septiembre de 2013
El presidente del bloque de diputados de Unidad Popular, Claudio Lozano, defendió su dictamen de minoría sobre el Impuesto a las Ganancias frente a las propuestas presentadas por el Frente para la Victoria y el resto del arco opositor, y reclamó encarar una “reforma tributaria integral” que incluya el gravamen a la renta financiera

El diputado porteño señaló que la iniciativa de su bloque propone elevar las deducciones del mínimo no imponible, incluir los alquileres, ajustar las escalas, crear una nueva alícuota para el tramo superior del impuesto y establecer una actualización automática al mismo. Asimismo exime del pago del impuesto a los conceptos salariales fijados por convenios y a las jubilaciones.

Por otro lado, Lozano explicó que el proyecto de Unidad Popular elimina exenciones a la renta financiera; puntualmente, a las ganancias derivadas de intereses de acciones, a los resultados provenientes de operaciones de compraventa de acciones, títulos o bonos, a la distribución de dividendos, y a los intereses de depósitos en entidades financieras a excepción de los percibidos por las cajas de ahorro de cuentas sueldos.

"Este sistema tributario tiene que ser más equitativo y un punto a discutir fundamental es incorporar la renta financiera", sostuvo Lozano, y agregó: “El dictamen oficial avanza sobre la rentita. El otro dictamen de minoría (de la oposición) tampoco lo incluye. Por eso vamos con otro dictamen".

El diputado de Unidad Popular cargó duro contra el Gobierno nacional al afirmar que “el retraso del mínimo no imposible implicó una caída” del 12.5 por ciento del “salario real”, desde el inicio de la primera presidencia de Cristina Kirchner en 2007.

A partir de ese año, agregó Lozano, “se fue multiplicando por cuatro la cantidad de trabajadores que pagaban ganancias”. Según dijo, fue eso lo que provocó los paros de las centrales sindicales y las protestas de las patronales “cercanas al Gobierno”.

Por otro lado se preguntó “por qué estamos tan apurados con este tratamiento” del proyecto del Gobierno si el decreto ya está vigente. Y dijo que por eso mismos “tenemos tiempo suficiente para discutir acá (en el Congreso) con los distintos proyectos que existen para llevar a cabo una reforma integral del Impuesto a las Ganancias”.

“Siguen pateando la reforma” tributaria, se quejó Lozano, que pidió aprovechar las condiciones sociales y políticas para “dotar de justicia y progresividad” al régimen tributario argentino.