BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 23 de septiembre de 2019
NOTICIAS
Sanz presentó un proyecto para reglamentar el “fracking”
El legislador busca que se establezcan pautas mínimas en el cuidado del medio ambiente para la utilización de esta técnica utilizada para explotar yacimientos de hidrocarburos no convencionales.
5 de septiembre de 2013
El senador nacional de la UCR-Mendoza Ernesto Sanz presentó un proyecto de ley para crear un marco regulatorio con requisitos mínimos en materia ambiental para la utilización de la técnica “fracking”, utilizada en la exploración y explotación de yacimientos de hidrocarburos no convencionales.

Sanz explicó que “debajo de nuestros pies hay un 6 o 7 (%) del PBI” y que, ante las posturas extremas a las que se está llegando y con “semejante déficit energético en Argentina”, es necesaria una legislación nacional que fije la los presupuestos mínimos y sobre la cual pas provincias puedan especificar.

“El debate se da muy fuerte en el interior, incluso hay extorsiones en distintos municipios. Si el Congreso no regula, esto se desmadra, como pasó con Chevron”, aseguró el senador radical.

Tampoco perdió oportunidad de referirse a los dichos del CEO de la petrolera estatal, sobre el que manifestó que “Galuccio dijo lo que dijo porque está desesperado por traer inversiones”, a lo que respondió “sí, busquemos inversiones, pero veamos primero el ambiente”.

El proyecto enviado al Senado prevé una evaluación de impacto ambiental previa a la exploración y explotación de los pozos petrolíferos, la realización de un ranking de preferencia en el uso del agua para dicha tarea, la obligatoriedad de mantener regularmente auditorías ambientales, la prohibición del uso de agua de las napas para cualquier actividad relacionada a modo de prevención de la contaminación, el caratular al agua de retorno como “residuo peligroso”, lo que implicaría un tratamiento especial, y la prohibición de verter ese agua restante en reservorios a cielo abierto.

Además, el legislador mendocino solicitará una audiencia pública para convocar a las ONG y así saber hasta qué punto es dañino este método, así como la creación de una Comisión en lo energético y ambiental integrada por representantes de las provincias, del Estado Nacional y de investigadores.