BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 23 de septiembre de 2019
NOTICIAS
El proyecto sobre Ganancias será tratado el jueves
A siete días de haber obtenido el dictamen correspondiente, la iniciativa será abordada esta semana en el Senado, donde se espera que sea convertido en ley.
8 de septiembre de 2013
Una semana después de haber pasado por la Cámara baja y emitido el dictamen al día siguiente, los senadores nacionales tratarán este jueves el proyecto que imprime modificaciones en el impuesto a las Ganancias.

La iniciativa fue tratada el jueves último en el marco de un plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Coparticipación Federal de Impuestos, donde se presentó el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray.

Echegaray indicó que el proyecto para gravar las actividades empresariales surgió de la “mesa de diálogo” entre el Gobierno nacional, el sector industrial, los banqueros y los sindicatos, y a los fines financiar el bache en la recaudación que implicará el aumento del mínimo no imponible. Precisó que el impacto fiscal será de 4.500 millones de pesos, que el Gobierno espera cubrir de dos maneras.

Por un parte, a través dos nuevos impuestos: entre 670 y 700 millones de pesos se recaudarían una vez que se grave con un 15 por ciento la compraventa de títulos y acciones de empresas que no cotizan en Bolsa; 1.367 millones se obtendrían con el gravamen del 10 por ciento al cobro de dividendos de empresas.

Por otro lado, Echegaray indicó que se esperan paliar los cambios en Ganancias a partir de un mayor “esfuerzo del Estado”: con “mayor eficiencia en al gestión del gasto, en la gestión de la recaudación” y mejorando “el sistema de control sobre los contribuyentes”.

En el marco del debate en el Salón Azul del Congreso, el senador kirchnerista José Mayans (Formosa) agregó que el Estado también se financiará a través del IVA, ya que aseguró que el aumento del mínimo no imponible se traducirá en un aumento del consumo.
Para el radicalismo, que votará en contra, el problema radica en la relación “entre el Estado y los trabajadores porque no se reconoce la inflación”, según manifestó la senadora mendocina Laura Montero, quien además cuestionó que no hubieran enviado una reforma impositiva integral y agregó que “no vemos bien que haya sido por decreto en un contexto electoral y sin acuerdo del Congreso”.

A su vez, los legisladores Ernesto Sanz y Gerardo Morales insistieron en que el impuesto afecta a las pymes. Morales pidió que las empresas más chicas y las ubicadas en el norte del país paguen menos impuestos; Etchegaray prometió estudiar la cuestión.

Por su parte, Adolfo Rodríguez Saá criticó la actitud del Gobierno de “haberse delegado prácticas del parlamento”, por lo que “hoy no podemos discutir el monto adecuado yel criterio tampoco es el adecuado”.

El senador de Compromiso Federal advirtió que “cada vez que se modifique (el mínimo no imponible, el Gobierno) tendrá una razón para modificar los impuestos, cuando la carga impositiva en la Argentina es bastante pesada”, y reprochó que sectores como la justicia o el juego “no hayan sido tocados por los impuestos”.

La iniciativa crea, por un lado, un impuesto del 15 por ciento a la compraventa de bonos y acciones que no coticen en bolsa. Por otra parte, grava en un 10 por ciento el cobro de dividendos por parte de las empresas.

El proyecto va en línea con la decisión del Gobierno de eximir del pago del impuesto a las Ganancias a los salarios brutos de hasta 15 mil pesos, medida que beneficiaría a un millón y medio de empleados y jubilados.