BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 21 de septiembre de 2019
NOTICIAS
Giubergia: “El Gobierno llevó el mínimo no imponible a la máxima discriminación posible”
El diputado radical denunció que la modificación del impuesto a las Ganancias “discrimina a trabajadores del norte de nuestro país y a los pequeños y medianos productores”.
9 de septiembre de 2013
“La modificación introducida por el Poder Ejecutivo al mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias genera una brecha entre los trabajadores patagónicos y los del resto del país, los divide, los enfrenta, como si unos fueran de primera clase y los otros de segunda”, afirmó el diputado nacional Miguel Giubergia (UCR-Jujuy).

El vicepresidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara baja afirmó que “esta es la muestra clara del doble discurso de un Gobierno, en el que la presidente de los 40 millones de argentinos discrimina a más de la mitad de los asalariados de la Argentina”.

“Por ejemplo, a los trabajadores del sector minero que se someten a condiciones insalubres, desde lo físico y lo social, mucho peores que los de la Patagonia pero deben enfrentar la atroz política tributaria del kirchnerismo”, señaló Giubergia, e indicó que “como si fuera poco, el kirchnerismo también decidió omitir a los pequeños y medianos productores, y profesionales independientes”.

El legislador radical sostuvo en ese sentido que “la falta de ajustes en el tratamiento de la categoría de autónomos, que son aproximadamente 400 mil, la inacción en las categorías del monotributo que alcanza a 1.500.000 ciudadanos, castiga en el corazón de la clase media”.

“Otra inconsistencia del relato oficialista es la de no querer modificar el impuesto a los bienes personales que se convirtió en una carga, porque por tener una casa y un auto, hay que pagar como si se fuera en gran terrateniente”, se quejó el diputado jujeño.

Y concluyó: “En la Casa Rosada no preocupa el salario de los argentinos porque desde el radicalismo venimos presentando proyectos para solucionar todas estas inequidades, pero fueron cajoneadas por el oficialismo para paliar su desesperada voracidad sumando impuestos, como lo está intentando hacer con un nuevo castigo a la clase media y las PyMEs”.