BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 19 de septiembre de 2019
NOTICIAS
Para Donda, el traslado de militares y gendarmes es ilegal
Consideró que las medidas anunciadas por el Gobierno para enfrentar la inseguridad son “improvisadas e insuficientes”.
9 de septiembre de 2013
La diputada de Libres del Sur Victoria Donda cuestionó las funciones que el Poder Ejecutivo le otorgó al Ejército Nacional, y al traslado de Gendarmería para asumir tareas de seguridad propias de otras fuerzas.

“Preocupa mucho que se use al Ejército en tareas de seguridad interior para las que no tiene competencias legales”, dijo Donda, para quien “esta decisión, junto con la del traslado de gendarmes para reforzar la seguridad en el conurbano, está claramente vetada en la Ley 18.711 sobre fuerzas de seguridad, ley que establece claramente las misiones y jurisdicciones de tanto de la Gendarmería Nacional, como Prefectura Naval Argentina y Policía Federal. El problema es que este tipo de respuesta espasmódica, como política casi excluyente para abordar el área de Seguridad, no hace más que profundizar la ausencia e improvisación en una materia vital”.

Donda agregó que “a pesar de que las leyes de defensa nacional y de seguridad interior establecen puntuales excepciones para el uso interior de las FFAA, en este caso no se cumplen los requisitos formales, como los indican los artículos 31 y 32 de la Ley 24.059 (de Seguridad Interior); ya que estas fuerzas no tienen marco legal ni para proteger las fronteras -salvo ante un ataque exterior por el ejército de otro país- ni para participar en procedimiento judicial, como por ejemplo un decomiso, por lo que cualquier intervención de éstos, aunque diera con verdaderos narcotraficantes, no tendría valor legal (sólo el accionar de la Gendarmería lo tendría en este caso)”.

En el conurbano deben actuar otras fuerzas, dijo la legisladora, por ejemplo la Policía Federal. Pero esto no sucede, sostuvo, “porque a la Federal se la tiene atascada en la Ciudad de Buenos Aires, con tal de no atender el reclamo del traslado de la policía que ésta viene reclamando históricamente al Gobierno Nacional, con los fondos correspondientes y llegando a la incoherencia de la superpresencia policial en la CABA – por la PFA y la Policía Metropolitana- frente a la carencia de fuerzas específicas en otras zonas del país, como sucede en el norte. Realmente todo esto demuestra que no hay voluntad de resolver los problemas de fondo, sino que tienen una mera actitud panfletaria, oportunista e irresponsable sobre la inseguridad y el narcotráfico en el país, responsabilidad primera que le corresponde al Gobierno federal”.