BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 23 de septiembre de 2019
NOTICIAS
El equipo económico defiende en Diputados la reapertura del canje
Con las presencias del ministro de Economía y su vice, se desarrolla el plenario de Finanzas y Presupuesto en el que el Frente para la Victoria buscará emitir dictamen sobre el proyecto que habilita por tercera vez la reestructuración de títulos públicos.
10 de septiembre de 2013
Poco después de las 16.30 se inició en el Anexo C de la Cámara de Diputados el plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Finanzas para analizar el proyecto del Ejecutivo que habilita una tercera reestructuración de la deuda externa para incluir al siete por ciento de los tenedores de bonos que no ingresaron en los canjes de 2005 y 2010.

Tal como sucediera en el Senado, se presentaron también en Diputados el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, y su vice, Axel Kicillof, para defender con sus argumentos el proyecto oficial. También está presente el secretario de Finanzas de la Nación, Adrián Cosentino.

Al tomar la palabra, el ministro de Economía señaló que “hace 10 años que la Argentina viene pagando sin recurrir a endeudarse con el sistema financiero y sin descuidar el mercado interno”, tras lo cual se dedicó a repasar datos de los canjes anteriores.

“No aceptamos el planteo de algunos lobbistas respecto de que hay un plan para evadir a la Justicia de Estados Unidos”, precisó Lorenzino.

La iniciativa, que el Ejecutivo envió al Congreso a raíz del fallo de la Cámara de Apelaciones de Nueva York a favor de los “fondos buitre”, obtuvo en el Senado 57 votos afirmativos, ocho negativos y una abstención.

La futura ley le asegura al siete por ciento que quedó afuera del canje las mismas condiciones de cobro que el 93 por ciento de los acreedores restantes.

Por otro lado, la iniciativa plantea la suspensión del artículo 7 sobre la llamada Ley Cerrojo, con lo que queda abierto formalmente el canje para adecuar los servicios de la deuda a las posibilidades de pago del país.

Asimismo, ordena al Ministerio de Economía informar al Congreso Nacional, cada tres meses, los resultados del proceso.

En el primer canje, que tuvo lugar en 2005, nuestro país reestructuró el 76 por ciento de una deuda que venía desde la última dictadura militar. Cinco años después, el Gobierno impulsó un segundo canje, que esta vez alcanzó al 93 por ciento de los acreedores.