BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 21 de septiembre de 2019
NOTICIAS
Raúl Castells tildó de “nazi” a un diputado y lo acusaron de “presionar” a una legisladora
El líder piquetero y el diputado Alberto Asseff se acusaron mutuamente de ser funcionales al kirchnerismo. El legislador afirmó que Castells “presiona moralmente” a la diputada Ramona Pucheta.
23 de septiembre de 2013
La Confederación Compromiso Federal, la coalición de partidos referenciados en los hermanos Adolfo y Alberto Rodríguez Saá, vivió un fuerte escándalo a través de las redes sociales, luego de que dos de sus integrantes se cruzaran con graves acusaciones.

Todo comenzó cuando el líder del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados (MIJD), Raúl Castells, tildó de “nazi” al diputado nacional Alberto Asseff y lo señaló como “servicio de inteligencia” del kirchnerismo.

“¡Se quedaron con las ganas! ¡El MIJD va con lista (de candidatos) propia en Capital (Federal) y Santiago (del Estero)! A pesar de los ataques miserables de los K y sus servicios de ‘inteligencia’ como el nazi de Alberto Asseff, el MIJD oficializó su lista 60 en Capital, encabezada por Daniel Castiniera y 40 candidatos, y Yunes Bashir a gobernador de Santiago. Aplastar a los K y a los nazis. ¡Viva el MIJD!”, escribió el dirigente piquetero en su cuenta personal de Facebook.

Como no podía ser de otra manera, el polémico comentario de Castells provocó la dura reacción de militantes de UNIR, el partido que lidera el diputado Asseff, a través de una catarata de comentarios que luego fueron eliminados por el dirigente del MIJD.

En una de estas publicaciones, Asseff calificó a Castells de “piantavotos” y por el contrario aseguró que el piquetero es el verdadero aliado del kirchnerismo, por sus supuestos vínculos con el gobernador de Chaco Jorge Capitanich.

En el mismo comentario, el flamante presidente del bloque Compromiso Federal había acusado a Castells de “presionar moralmente” a la diputada del MIJD Ramona Pucheta, que de hecho integra esta bancada.

Cabe recordar que en 2011 Castells pretendía que Pucheta renuncie a su banca para asumir en su reemplazo. Su maniobra se vio frustrada cuando diputadas de distintos bloques salieron en defensa del cupo femenino.

En este marco, parlamentario.com se comunicó con Asseff para rescatar la respuesta que Castells eliminó. Sin ocultar su enfado, el diputado sostuvo que el episodio fue una “vergüenza” y ratificó que “el kirchnerista es él (por Castells) porque apoya al oficialismo de Chaco”.

El legislador bonaerense también negó ser nazi y frente a lo trascendido en algunos medios de comunicación desmintió que haya adherido a la postulación presidencial del exdictador Juan Carlos Onganía en 1989.

“Onganía fue el único dictador que me mandó a detener el 30 junio de 1969 cuando decretó el estado de sitio (tras el golpe de Estado con el que depuso a Arturo Frondizi). Al país le interesa la inseguridad, la inflación, la inversión, el empleo, la calidad educativa y no si alguna vez conversé con Onganía, algo propio de la vida democrática”, afirmó Asseff.