BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 21 de septiembre de 2019
NOTICIAS
Sin dificultades, el oficialismo aprobó el Presupuesto en Diputados tras una sesión maratónica
El Frente para la Victoria reunió 134 votos para avalar los gastos y recursos que el Gobierno estima para el año que viene. Fue tras un debate con algunos cruces, en el que la oposición apuntó a las cifras del Indec, las asignaciones a las provincias y el pago de la deuda.
26 de septiembre de 2013
Tras un debate que se extendió por casi 17 horas, el Frente para la Victoria en la Cámara de Diputados logró alzarse con la media sanción al proyecto de Presupuesto 2014, que le garantizará a la presidenta el manejo de recursos en sus últimos años de mandato.

La “ley de leyes” fue aprobada y girada al Senado con 134 votos, del oficialismo y sus bloques aliados. Todo el arco opositor rechazó el proyecto: la UCR, el interbloque FAP, el Pro, el Frente Peronista, el massismo, Compromiso Federal, la CC-ARI y Proyecto Sur alcanzaron 113 votos.

El Frente para la Victoria no tuvo inconvenientes para lograr el quórum: la sesión se abrió minutos después del mediodía con 133 presentes, del oficialismo y aliados tradicionales: Nuevo Encuentro, el Frente Cívico por Santiago, el Movimiento Popular Neuquino y el PJ La Pampa.

Algunos opositores también votaron a favor: fueron Sergio Pansa, Nora Videla y Ramona Pucheta, de Compromiso Federal, y la santacruceña Blanca Blanco de Peralta, del bloque oficialista pero enfrentada al Gobierno nacional.

También apoyaron Jorge Garramuño (Movimiento Popular Fueguino), Eduardo Ibarra (Unión por San Juan) y Rodolfo Fernández, reciente baja del radicalismo.

Votaron en contra el cegetista Facundo Moyano, Alfredo Olmedo (Salta Somos Todos) y los ex oficialistas Rubén Sciutto y Jorge Yoma.

El oficialismo defendió el Presupuesto para el año próximo al asegurar que garantiza el “equilibrio” y la continuidad del modelo económico iniciado en 2003.

El presidente de la Comisión de Presupuesto, Roberto Feletti (FpV), abrió el debate con una encendida defensa del texto, al negar que encubra un “ajuste” o una “crisis fiscal”, según las críticas opositoras.

Por el contrario, destacó el “equilibrio” y el “alto nivel de inversión social” del proyecto, que alcanzará el 61 por ciento del gasto total.

Carlos Heller (Nuevo Encuentro) se sumó a la defensa del Presupuesto al destacar que “tiene como resultado crecimiento económico y mejoras en el nivel de vida de la población” y que “esta vez no lo tuvimos que discutir con el Fondo Monetario Internacional”.

Las críticas de la oposición no tardaron en llegar. Las cifras del Indec, el pago de la deuda y las partidas destinadas a las provincias fueron el eje de las críticas más repetidas en el recinto.

El radical Miguel Giubergia apuntó que “el pago de la deuda externa representará el doble de las asignaciones universales”. Precisó en ese sentido que el pago de intereses será de 77 mil millones de pesos, “un aumento de más del 200 por ciento” respecto de 2013.

Giubergia también se quejó porque “se gasta más donde los ciudadanos están mejor. Esto no tiene nada de nacional y popular”.

Además, el diputado jujeño cuestionó al oficialismo por el “desprecio a la instituciones que hubo en el tratamiento” del Presupuesto, “que ni siquiera fue debatido en comisión”.

La massista Graciela Camaño subió la temperatura en el recinto al mostrar las diferencias de tamaño entre los presupuestos de 2005 y 2014: “O tienen un poder de síntesis increíble o algo está sucediendo que antes era esto y ahora esto”, comparó, e insistió que “o se quedaron sin plan de gobierno y sin ideas o estamos en presencia del gobierno del ocultismo”.

“(El proyecto de Presupuesto 2014) apenas alcanza el rango de libreta de almacenero”, lanzó Camaño. Alfonso Prat-Gay (CC-ARI) subió la apuesta: “No podemos legislar en función de la mentira. El proyecto no es siquiera una libreta de almacenero”, sentenció.

Por el GEN, Gerardo Milman aprovechó para apuntar al massismo: “Hay discursos de diputados que representan a un candidato en la provincia de Buenos Aires que cuando fue jefe de Gabinete nos mandó el mismo presupuesto, las mismas inflaciones, la misma emergencia económica, implementó los mismos mecanismos, entonces ¿cómo se conlleva ese discurso?”, se preguntó.

“No se puede tener un discurso cuando se está en el gobierno y uno en la oposición porque la verdad, el ciudadano poco entiende lo que le queremos transmitir”, aseveró.

En tanto, Federico Pinedo (Pro) apuntó al tratamiento de la iniciativa: “El Gobierno se ha encargado de que este proyecto tenga uno de los análisis más cortos de la historia de la democracia”, afirmó, y agregó que “ni siquiera hubo tiempo de leerlo completo, los ciudadanos no se pudieron informar ni participar del mismo”.

Por otra parte, Patricia Bullrich (Unión por Todos) alertó que “este proyecto habla de ‘medidas tendientes a preservar y fomentar el empleo y creación de nuevos puestos de trabajo’, pero resulta una manera de justificar el asistencialismo sin capacitación ni reinserción en el trabajo. No se crean fuentes de trabajo”.

El Presupuesto 2014

Entre sus principales variables, el proyecto de Presupuesto para el año próximo prevé un crecimiento del PBI del 6,2 por ciento, una inflación del 10,4 por ciento y un dólar a 6,33 pesos.

La iniciativa proyecta un aumento del 33,84 por ciento de la recaudación tributaria. De este total, el 27,9 por ciento es en concepto de IVA. El resto de los aportes provienen de las contribuciones a la seguridad social (26,1), Impuesto a las Ganancias (20,8), Comercio Exterior (11), créditos y débitos bancarios y otras operaciones (6,4), combustibles líquidos y gas natural (3,6), impuestos internos (1,8) y otros (2,5).

Por otra parte, el Ejecutivo estima que los recursos corrientes aumentarán un 27,33 por ciento respecto de 2013, mientras que los recursos de capital disminuirán un 22,3.

Los gatos corrientes y de capital previstos en el proyecto de Presupuesto 2014 ascienden a casi 860 mil millones de pesos, es decir, un incremento del 19,2 por ciento respecto a este año. Las prestaciones a la seguridad social constituyen el principal gasto corriente de esta estimación.

En cuanto al gasto por jurisdicciones de la Administración Nacional, el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social será el que más partidas recibirá: un 39,7 por ciento. Le siguen el Ministerio de Planificación (9,7); Desarrollo Social (5,7), Educación (5,3), Seguridad (4,2), Defensa (4,1), Transporte (3,4), Salud (1,9) y otros (7,6).

Asimismo, un 9 por ciento estará destinado al servicio de la deuda pública, y un 9,5 a las obligaciones a cargo del Tesoro.