BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 19 de septiembre de 2019
NOTICIAS
Expresan preocupación ante un eventual traslado del Banco de Datos Genéticos
El legislador Lipovetzky presentó una iniciativa para manifestar su preocupación por la intención del gobierno nacional de mudar esa institución.
26 de septiembre de 2013
El diputado porteño del Pro Daniel Lipovetzky presentó un proyecto de declaración en el que expresa se preocupación ante la intención del gobierno nacional de trasladar físicamente el Banco Nacional de Datos Genéticos, que funciona bajo la órbita del Hospital Durand de la Ciudad de Buenos Aires.

También, en el proyecto se manifiesta la “necesidad de que se mantenga la garantía de pluralidad y la identidad de un lugar tan importante para la garantía de los Derechos Humanos en nuestro país”.

Una vez que se conoció la voluntad de trasladar ese edificio, un grupo de organizaciones de Derechos Humanos y familiares de desaparecidos como la ex presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo Chica Mariani presentó un proyecto de amparo ante la justicia que logró que la mudanza sea frenada. En esa ocasión se hacía alusión a que no había garantías de transparencia, cuidado, prudencia y celeridad del archivo genético.

“Hoy el Banco debe continuar sirviendo a los fines para los cuales ha sido creado, sin beneficiar a ningún sector privado, que aproveche su tecnología, prestigio internacional y capacidad de sus científicos”, sostiene el proyecto.
Por último, Lipovetzky concluye en su declaración que “el Banco, creado para restituir identidad, está hoy amenazado en su propia identidad”.

Expresan preocupación ante un eventual traslado del Banco de Datos Genéticos
El legislador Lipovetzky presentó una iniciativa para manifestar su preocupación por la intención del gobierno nacional de mudar esa institución.

El diputado porteño del Pro Daniel Lipovetzky presentó un proyecto de declaración en el que expresa se preocupación ante la intención del gobierno nacional de trasladar físicamente el Banco Nacional de Datos Genéticos, que funciona bajo la órbita del Hospital Durand de la Ciudad de Buenos Aires.

También, en el proyecto se manifiesta la “necesidad de que se mantenga la garantía de pluralidad y la identidad de un lugar tan importante para la garantía de los Derechos Humanos en nuestro país”.

Una vez que se conoció la voluntad de trasladar ese edificio, un grupo de organizaciones de Derechos Humanos y familiares de desaparecidos como la ex presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo Chica Mariani presentó un proyecto de amparo ante la justicia que logró que la mudanza sea frenada. En esa ocasión se hacía alusión a que no había garantías de transparencia, cuidado, prudencia y celeridad del archivo genético.

“Hoy el Banco debe continuar sirviendo a los fines para los cuales ha sido creado, sin beneficiar a ningún sector privado, que aproveche su tecnología, prestigio internacional y capacidad de sus científicos”, sostiene el proyecto.

Por último, Lipovetzky concluye en su declaración que “el Banco, creado para restituir identidad, está hoy amenazado en su propia identidad”.