BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 21 de septiembre de 2019
NOTICIAS
Denuncian que Milani busca generar una cortina de humo
Para el diputado Manuel Garrido, uno de los denunciados por el general, el jefe del Ejército busca enturbiar la investigación judicial para no dar explicaciones.
27 de septiembre de 2013
El diputado nacional Manuel Garrido se refirió a la causa judicial iniciada para investigar el enriquecimiento ilícito del General Milani, señalando que “nosotros sabemos que el juez Rafecas está haciendo su investigación como corresponde y nos sorprendió más que la demanda que se menciona, la manera en que se publicó, una suerte de estrategia política de Milani para generar una suerte de sobre actuación y generar una cortina de humo sobre la investigación”.

“Toda esta actuación por parte de alguien que debería dar más que una explicación, nos parece una muy mala señal por parte de alguien que está cuestionado y nunca dio explicaciones sobre las graves acusaciones que pesan sobre él en materia de violaciones de derechos humanos -dijo-. En Argentina hay graves antecedentes de jefes militares que se caracterizaron por avanzar sobre la Constitución y es pésima señal que alguien que está como jefe militar sin acuerdo del Senado demande a 5 legisladores. Todo lo que gira en torno a este personaje es oscuro y nunca se aclaró, me parece pésimo y peor todavía que el bloque oficialista haya querido escaparse cuando se discutió esta cuestión. Si el jefe Milani hace esto de alguna manera debe contar con la venia de la Presidenta y me preocupa aún más”.

En declaraciones efectuadas por Radio El Mundo, Garrido dijo que “la razón por la que planteé la cuestión de privilegio tiene que ver con que en la Argentina hay graves antecedentes de jefes militares de avanzar sobre lo que dicta la Constitución. En este caso, un Jefe del Ejército que no tiene acuerdo del Senado nos demanda a 5 legisladores, porque además de demandarme a mí también lo hace con los diputados Graciela Ocaña, Pino Solanas, Elisa Carrió, y el Senador Morales. Me parece una pésima actitud de un funcionario público, que es repudiable porque quiere avanzar sobre las facultades del Congreso, de sus integrantes y de sus expresiones”.