BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 23 de julio de 2019
NOTICIAS
De Angeli aclaró que para ellos el conflicto con UPM “nunca estuvo terminado”
El candidato a senador nacional participó de la caravana en Gualeguaychú contra la pastera radicada en Fray Bentos, Uruguay.
6 de octubre de 2013
Los candidatos a senador nacional y a diputado en segundo término del frente Unión por Entre Ríos, Alfredo De Angeli y Luis Leissa, compartieron este domingo, junto a los vecinos de Gualeguaychú, la caravana que se hizo en contra de la contaminación que produce la pastera y de la decisión unilateral del gobierno uruguayo de autorizar el aumento de producción de Botnia. Desde Arroyo Verde, De Angeli afirmó que “el pueblo de Gualeguaychú siempre tuvo un espíritu de lucha contra las injusticias” y renovó su compromiso “para proteger la calidad de vida, la salud del los gualeguaychuenses y los bienes y recursos naturales. Esta es una lucha que siempre voy a acompañar”, garantizó el ruralista que ha estado junto a los ambientalistas desde los primeros días.

“Es claro que Uruguay no respetó el tratado del Río Uruguay y que el Gobierno nacional no hizo nada por que se cumpliera la sentencia de La Haya y no mostró las pruebas que hacían evidente la contaminación”, agregó el ruralista en relación al accionar del gobierno nacional. “Cada vez que vamos a La Haya es porque el Gobierno nacional fracasa en el diálogo y en su política exterior. Es tiempo vital que se pierde porque la fábrica sigue funcionando y contaminando”, advirtió De Angeli.

Luego, resaltó “Esta lucha se trata de la salud de un pueblo y que las futuras generaciones puedan crecer en un ambiente sano y saludable. Es necesaria una postura firme y permanente del gobierno nacional. El conflicto nunca estuvo terminado para nosotros, porque creemos que es una causa justa”.

Por su parte, el abogado de la Asamblea en momentos del conflicto y ahora candidato a diputado, Luis Leissa, sostuvo: “Desde la política debemos tener una postura firme y común frente a un tema complejo y con un difícil entramada, por tratarse de un conflicto binacional. Lo que debe quedar en claro es que Corte Internacional de Justicia (CIJ) ya dijo que Botnia - UPM era ilegal y el carácter contaminante que siempre sostuvimos ahora es tardiamente reconocido por el gobierno”.