BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 21 de octubre de 2019
NOTICIAS
Cuestionan falta de debate sobre informes de la Auditoría
Más de 200 expedientes fueron tratados por la Comisión Mixta Revisora de Cuentas, pero desde la oposición remarcan que no se permitió su discusión.
10 de octubre de 2013
El diputado Manuel Garrido y el senador Gerardo Morales objetaron que no se debatieran los informes de la Auditoría General de la Nación en la última reunión de la Comisión Mixta Revisora de Cuentas del Congreso, los cuales informaban “graves irregularidades”.

El miércoles se reunió la Comisión Mixta Revisora de Cuentas, integrada por 12 legisladores nacionales (6 senadores y 6 diputados). El Frente Para la Victoria tiene mayoría absoluta, con 8 representantes, y la UCR 4. Desde la oposición cuestionan porque esta es la segunda vez que se reunió la Comisión en lo que va del año, cuando el reglamento indica que debe reunirse al menos dos veces por mes.

El presidente de la Comisión, el oficialista Fabián Ríos, inició la reunión poniendo a la firma de los legisladores los dictámenes de los informes pendientes, sin promover el debate y con la intención de que los más de 200 expedientes fueran aprobados a libro cerrado en minutos. Garrido lo cuestionó diciendo que “informes tales como la compra de trenes, los subsidios a la energía y las concesiones ferroviarias no pueden ser aprobadas sin debate parlamentario. El rol del Congreso es debatir”. El senador Morales y el resto de los miembros de la oposición acompañaron la cuestión y luego de una dura discusión el presidente de la comisión Fabián Ríos dio por terminada la reunión.

A través de un comunicado, Garrido detalló algunos de los expedientes que no pudieron ser discutidos:

1. CNRT – SUBSIDIOS A FERROVÍAS SA. El monto del subsidio de explotación mensual entre 2003 y 2011 se incrementó un 445,13%. y los subsidios a 2011 costaron al Estado $ 1.463 millones.

Observaciones: La demora administrativa de la Secretaría de Transporte generó un crédito a favor de la empresa concesionaria con la consiguiente pérdida innecesaria para el Estado.

2. COMPRA DE TRENES A ESPAÑA Y PORTUGAL. Se compraron trenes por 223 millones de euros y casi la mitad del material adquirido no se pudo utilizar. Además, la Secretaría de Transporte no controló los bienes adquiridos para corroborar el estado en que se entregaron. Se compró el material más caro cuando existían otras posibilidades.

3. SUBSIDIOS A CAMMESA (Energía). Por convenio entre Venezuela y Argentina se compró combustible ($9.800 millones) al precio más caro que el valor de mercado. Dado que CAMMESA pertenece al Ministerio de Planificación y éste es quien le entrega los subsidios, se produjo una situación de falta de control. Además, el combustible adquirido superaba los niveles de azufre aceptados por nuestra legislación.

4. SUBSIDIOS A ENARSA. La empresa estatal compró combustible importado, y se observó que la AGN estimó sobreprecios por un valor cercano a los U$S 23 millones. También señaló que ENARSA no realiza un adecuado control y seguimiento de la operatoria de compra y venta, e incumple los procedimientos de contratación. También se detectó que le pagaba a YPF, cuando ésta pertenecía al grupo Repsol-Eskenazi, una comisión por tareas que debía hacer ENARSA, cuando en realidad la empresa debía ser la auditada.