BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 14 de octubre de 2019
NOTICIAS
Una radical completaría el mandato de Graciela Ocaña
Se trata de Laura Esper, quien bajó su candidatura como concejal por el Frente Progresista para asumir una banca en la Cámara de Diputados, en caso de que Graciela Ocaña logre un escaño en la Legislatura porteña. Sin embargo, hay dudas respecto de que se incorpore al bloque de la UCR.
21 de octubre de 2013
Si los números le juegan a favor, Graciela Ocaña se mudará a partir del 10 de diciembre a la Legislatura porteña. No será sin polémica, ya que su pase deja abierta la puerta al alineamiento político que tomará su reemplazante.

Quien debería completar el mandato de “la hormiguita” es Laura Esper, que responde al espacio político del intendente de San Isidro, Gustavo Posse.

De extracción radical, Esper figuraba en el quinto lugar de la nómina de UDESO, la alianza entre el denarvaísmo y la UCR que compitió en las elecciones legislativas de 2011.

Además de Ocaña, por esa nómina ingresaron al Congreso los radicales Miguel Bazze, Eduardo Santín, y el peronista opositor Alberto Roberti, quien hoy integra el bloque massista.

La reemplazante de Ocaña bajó su actual candidatura a concejal en Junín al argumentar que no acepta la distribución que le corresponde a su lista por el sistema D' Hont, y desde el oficialismo local temen que la jugada sea para asumir una banca en el Congreso Nacional.

Sin embargo, en el ambiente flotan las dudas respecto a si Esper se sumará al bloque de la UCR: de acuerdo a la orden que le baje su jefe político, la radical podría pasar a integrar los bloques del Pro o del Frente Renovador.

Así las cosas, el concejal y primer candidato del Frente Progresista, José María Banfi, ya puso el grito en el cielo: “Espero que esto no resulte una excusa para irse al Frente Renovador de Massa, sabiendo que su dirigente Posse está hoy en ese sector”, advirtió a la prensa local.

La excandidata contó que su lista de concejales “Convocatoria por Junín” obtuvo más del 33 por ciento en las PASO, con lo cual la línea debía quedar en segundo lugar, pero denunció “inconvenientes” en el escrutinio definitivo, que finalmente la ubicó tercera.

Esper fue presidenta del Comité local de la UCR, consejera escolar (a partir de 1989, reelecta en 1991) y concejal (entre 1997-2001 y 2003-2007, desempeñándose también como titular del Concejo Deliberante).