BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 21 de octubre de 2019
LEGISLATURA BONAERENSE
El gabinete paralelo
El Senado que preside Alberto Balestrini poco a poco se fue poblando de ex ministros y este hecho alentó rumores sobre el funcionamiento de un “gabinete paralelo” al de Daniel Scioli.
15 de agosto de 2008
La posibilidad de que funcione un “gabinete paralelo” en el Senado al gobernador bonaerense tiene sus raíces en la idea que muchos dirigentes de principal partido de Gobierno, el Partido Justicialista, entienden que Alberto Balestrini tiene una “fuerte vocación política”. De hecho, ya es uno de los precandidatos a presidir el PJ en el mayor distrito de la República, un plato apetecible para más de un dirigente.

Vale destacar que ningún legislador reconoce públicamente que funcione un “gabinete paralelo”, aunque, claro está, no sería políticamente correcto admitirlo. Pero lo cierto es que, por caso, este grupo de asesores fue quien acercó la modificación de un proyecto que el Ejecutivo resistió hasta último momento que sea “modificado”: la denominada “reforma impositiva”. Allí se dejó escuchar la voz de un ex ministro de Economía.

El primero en pisar la casa donde habitan los padres de la Provincia fue un hombre que muchos señalan como el “gran hacedor” de Felipe Solá y que se desempeñó como su mano derecha para la relación con la prensa, en los primeros tiempos, pero que venía de cumplir fundamentales tareas durante el reinado de Eduardo Duhalde. Se trata del actual director de prensa del Sanado y “virtual jefe de Gabinete de ministros” del presunto “gabinete paralelo”, Jorge Matheus.

A él se sumó otro “peso pesado” en los intrincados laberintos del poder que supo desempeñarse como secretario general de la gobernación, también en la época de Felipe, José María “Toco” González Fernández, cuyo destino formal es asesorar al vicepresidente del Senado, el senador Federico Scarabino.

Casi al mismo tiempo apareció el ex ministro de Economía bonaerense Gerardo Otero, que comparte con Matheus su origen trenquelauquense, y que por su experiencia y capacidad nadie cree que está como asesor del Senado por “beneficios selectivos”. Cabe señalar, por caso, que Otero en pleno conflicto agrario no anduvo con evasivas en sus declaraciones y mantuvo una posición crítica respecto de la política trazada por el Gobierno nacional y provincial.

Pero el cuadro se completó con la contratación de los servicios del ex ministro de Seguridad e importante dirigente político provincial Aldo Rico. Y fue este anuncio de Matheus el que disparó el rumor de la conformación del “gabinete paralelo”. También se sumaba la posibilidad que finalmente no se concretó de sumar al cuerpo de asesores a Eduardo “Lalo” Di Rocco, ex ministro de Justicia en la Provincia.

A estos asesores, según los observadores legislativos, también se deben sumar los senadores que también se han desempeñados en funciones ejecutivas para tener un “verdadero panorama” de lo que se está haciendo, o en su defecto, lo que habría que hacer en la provincia.