BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 21 de noviembre de 2019
LEGISLATURA BONAERENSE
Buscando una salida
Con la firme idea de mejorar el tránsito en la Ciudad el macrismo apunta a descentralizar la terminal de transportes de pasajeros. En la Legislatura existen tres proyectos que tienden en la misma dirección.
15 de agosto de 2008
¿Descentralización o desconcentración del transporte público de pasajeros?, es un interrogante a develar por los vecinos de la Ciudad.

El jefe de Gobierno Mauricio Macri en oportunidad de informar sobre el avance del plan de bacheo que su gestión lleva adelante resaltó que “en este tiempo hemos mejorado bastante la infraestructura”, aunque a continuación sostuvo que la misma debía profundizarse aún mas. En la misma línea el plan de labor de la Legislatura porteña puso proa a su tarea legislativa hacia el análisis en profundidad de proyectos que plantean la necesidad de promover la descentralización de las zonas de concentración de tráfico y lugares donde confluyen varios medios de transportes.

Sin duda alguna, el caso más emblemático es la Estación de Ómnibus de Retiro, la única con carácter de Estación Terminal que se encuentra facultada a concentrar salidas, llegadas y tránsito de transporte automotor de pasajeros por carretera de carácter interjurisdiccional.

Como se señala en los fundamentos de las propuestas -que al respecto se encuentran en estudio en las comisiones del Parlamento porteño- el crecimiento demográfico que ha experimentado en los últimos años, tanto la Ciudad de Buenos Aires como también el conurbano de la provincia de Buenos Aires, ha desbordado la capacidad operativa de esta única estación terminal ubicada en Retiro y en consecuencia la demanda de servicios de transportes de pasajeros se ha incrementado y se incrementará en el futuro, como consecuencia de la reconvención de los servicios ferroviarios y de las ventajas relativas que aquellos presentan en materia de flexibilidad y diversidad.

En la actualidad hay tres proyectos con estado parlamentario que tienden a la descentralización del transporte automotor en la Ciudad, en consonancia con los planes oficiales de traslado de organismos públicos, crear nuevas centralidades y en el futuro poner en marcha las Comunas.

Propuesta oficial

El legislador del PRO Daniel Amoroso es quien presentó el proyecto de ley más ambicioso donde propone la creación de estaciones terminales de ómnibus de pasajeros que resulten necesarias para atender las necesidades de la población.

Amoroso en su propuesta delega en el jefe de Gobierno la determinación del espacio físico del que se deberá disponer para la ubicación de una o más terminales de ómnibus, ya que considera que es dicha autoridad quien se encuentra en mejores condiciones de evaluar, mediante la previa intervención y análisis de las áreas competentes en la materia, cuál será el espacio físico más conveniente para que se instale la nueva terminal.

El proyecto de ley plantea las características específicas que deberá reunir un establecimiento de este tipo, las características de la actividad que conlleva, sus compatibilidades, condiciones de seguridad y emplazamiento, habiéndose puesto especial énfasis en el resguardo del menor impacto ambiental y seguridad de los futuros usuarios.

El diputado de Propuesta Republicana y presidente de la Comisión de Transporte de la Legislatura resalta en los fundamentos de su proyecto la necesidad de que la conformación y ubicación de un nuevo espacio territorial de estas características debe superar la tradicional división “Norte-Sur” de la Ciudad de Buenos Aires.

Otra visión

En tanto desde la opositora Coalición Cívica el legislador Sergio Fernando Abrevaya, presentó un proyecto de declaración cuyo eje gira en torno a la propuesta de iniciar el debate sobre la necesidad de analizar la actual capacidad operativa de la Terminal de Omnibus de Retiro.

Al respecto sostiene que “el actual emplazamiento de la Terminal de Retiro tiene complejidades conexas, que se potencian con picos de demandas estacionales, fines de semanas prolongados y feriados”, para agregar que la misma “nos suele demostrar que opera en condiciones de saturación e insatisfacción de los usuarios”.

En tal sentido, Abrevaya, sostiene desde su proyecto que el Ejecutivo -a través de sus organismos correspondientes- debe realizar un estudio de factibilidad en la actual Terminal de Omnibus de Retiro, a fin de evaluar su descentralización o la creación de nuevas terminales en el ámbito de la Ciudad.

El legislador manifiesta también determinados condicionamientos políticos, al indicar que “el concepto de descentralización sólo adquiere fortaleza y realidad concreta, cuando el conjunto de actividades públicas, económicas y sociales, se relocalizan con criterios de eficiencia en la accesibilidad, economía en los traslados y descongestión de las históricas áreas centrales”.

Abrevaya señala luego que la descentralización debe dar forma a la Autonomía de la Ciudad, ya que en el caso de la Terminal de Retiro “opera bajo la órbita de la Secretaría de Transporte de la Nación, con extensión de los plazos de la concesión, con dudoso cumplimiento de las obras comprometidas para su mejor funcionamiento y mucho más sobre los montos de canon que se perciben”.

Desde otro ángulo el legislador de la Coalición Cívica expresa en los fundamentos de su proyecto de declaración que “la ausencia o falta de acuerdo interjurisdiccional entre la Nación, Ciudad de Buenos Aires y la Provincia nos aleja de soluciones integrales y necesarias para una problemática de trastorno diario”, por lo que llama a poner en “un estudio de relevancia técnica que les aporte al Poder Ejecutivo y a esta Legislatura, elementos de análisis que permitan adoptar decisiones de carácter general, atendiendo el interés público”.

Por último, Abrevaya indica al barrio de Barracas, Liniers, Chacarita y Saavedra, como posibles destinos o localizaciones de nuevas terminales, que desconcentrarán y descentralizarán la actual operatoria de la Terminal de Retiro.

Terminal for export

El legislador Roberto Destéfano presentó un proyecto de ley donde promueve la creación de una terminal de ómnibus turísticos de la Ciudad de Buenos Aires, con la finalidad de reorganizar los servicios de excursiones turísticas, para el turismo receptivo y de las excursiones de “circuito cerrado”, de turismo nacional o regional, que se desarrollan a partir del ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Según el legislador se denomina “circuito cerrado” a toda excursión que es realizada con una fecha determinada de salida de origen y de regreso al mismo, cumpliendo en dicha excursión un itinerario con servicios y circuitos predeterminados en el momento de la adquisición por parte del pasajero de un paquete turístico.

Para las excursiones bajo la modalidad “circuito cerrado” de turismo nacional o regional que se desarrollen a partir del ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, deberán utilizar las instalaciones de la terminal de buses turísticos, prohibiéndose para este fin, el inicio de las excursiones fuera del ámbito de la mencionada terminal.

Según la propuesta de Destéfano la terminal de buses turísticos (Terbestur) deberá contar con una estructura mínima que contenga área de plataforma de embarque y desembarque para pasajeros (mínimo 20 plataformas), área de oficinas para las empresas prestadoras de los servicios de excursiones turísticas, oficina de la Subsecretaria de Turismo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, delegación de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) y un área gastronómica y de servicios.

El proyecto de ley del diputado del PRO, establece asimismo como posible futura ubicación de la terminal, en el barrio de Puerto Madero, más precisamente en la convergencia de la avenida Eduardo Madero esquina Cecilia Grierson.