BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 14 de octubre de 2019
LEGISLATURA BONAERENSE
Aulas peligrosas
El titular de la bancada de la CC Enrique Olivera está de acuerdo con ampliar las facultades de las autoridades educativas para frenar los desbordes estudiantiles. Anticipa que hay consenso para sancionar una nueva ley de Educación.
23 de agosto de 2008
Por César Montenegro

Se ha despertado una crisis de confianza en el sistema disciplinario educativo a raíz de los lamentables hechos de violencia de los estudiantes que día a día se acrecienta. Autoridades ejecutivas y legislativas, acompañadas por quienes detentan autoridad en los establecimientos educacionales intentan neutralizar los desbordes juveniles mediante la efectiva reglamentación de los denominados Consejos de Convivencia y su área de influencia, mientras que paralelamente ampliaron las facultades de las autoridades y se estableció que la “reincidencia” será un elemento clave a la hora de decidirse sanciones.

Al respecto, Parlamentario entrevistó a quien preside la Comisión de Educación de la Legislatura, el titular del bloque de la Coalición Cívica Enrique Olivera para conocer los alcances de la nueva reglamentación y las atribuciones conferidas a las autoridades educacionales.

“Lo que se ha modificado no es la ley de los Consejos de Convivencia, sino la reglamentación. Se reestablece la posibilidad de que los docentes realicen apercibimientos orales, se refuerza la posición del Rector dentro de los Consejos, al mismo tiempo y a los efectos de decidirse las sanciones, se establece que debe tenerse en cuenta los casos de reincidencia, porque no es lo mismo el que comete una falta que quien la comete todos los días”, explicita en forma de síntesis Olivera en relación a los cambios que se vienen en el ámbito educativo.

- ¿Cuál es la raíz del problema?

- Es posible que el péndulo haya pasado demasiado rápidamente, desde una actitud disciplinaria fuerte hacia otra muy débil, me parece que estas decisiones ayudan a centrar la cuestión.

- ¿Hubo desborde disciplinario?

- Estas decisiones debieran estar más allá de situaciones puntuales; de cualquier manera, las circunstancias influyen por lo menos en la oportunidad de la toma de decisiones.

- ¿Sin premios y castigos se anarquiza el sistema educativo?

-Tal cual yo lo veo, no es tanto una cuestión de premios y castigos; mas bien una fijación de límites; de manera tal que el adolescente pueda distinguir claramente cuándo ha cometido una falta y que esa falta trae aparejado algún tipo de apercibimiento.

- ¿Pero el régimen disciplinario actual no está dando los resultados?

- No sería tan terminante. De cualquier manera está claro que la situación actual reclamaba correcciones.

Y el jefe de la bancada de la CC O va más allá aún. “Al decir no sería tan terminante, me refiero a que no quiero involucrar a que todo el régimen no ha funcionado, creo que la idea de los Consejos de Convivencia es una buena idea, me parece que se aplicó mas allá del sentido original que tenía; está claro que las circunstancias cambiaron, es necesario que el péndulo vuelva hacia una posición menos extrema como era la liviandad con que las sanciones se ejecutaban”.

El titular de la Comisión de Educación muestra preocupación ante la solicitud de que exponga una evaluación del sistema educativo porteño. Ante ello Enrique Olivera sostiene que es “muy preocupante; en estos últimos años carecemos de evaluaciones certeras, porque solamente se analizan muestras, pero la tendencia general de país lamentablemente es una pérdida en la calidad educativa y tiende hacia un aumento de la población en riesgo educativo, así que no se puede dejar pasar estas circunstancias por alto y hay que tomar decisiones”, convencido de que la disciplina escolar es pilar fundamental en el sistema educativo.

Al solicitársele una comparación entre la educación porteña y la del resto del país, Olivera es conciente que “Buenos Aires está mejor que el resto del país, pero lamentablemente no existen evaluaciones suficientemente precisas, y obedece a que la participación del país en las evaluaciones que se han realizado a partir del año 2000 fue muy retaceada y se utilizaron solamente muestreos, entonces los muestreos siempre significan un riesgo de una distorsión”, sorprende revelando una deficiencia más en un ámbito ya de por sí bastante vapuleado, mas aún teniendo en cuenta el tema de los sueldos docentes.

Parlamentario le solicitó una mayor precisión a Olivera que no rehuye y dice: “Las últimas evaluaciones que se hicieron datan de 2004 y estaban referidas a compararlas con los resultados obtenidos en el 2000, cuando Buenos Aires era claramente la jurisdicción con mejores resultados educativos, aunque esa evolución indicaba que la Ciudad había retrocedido lamentablemente. Luego de 2004 no tenemos información demasiada confiable”, sostiene el legislador, con fastidio.

“Haber retrocedido significa haber perdido el sentido prioritario que tiene la educación y haber fallado en distintos aspectos: el de la infraestructura escolar, el de los recursos humanos aplicados a la educación y por cierto también con respecto al capital social que rodea al alumno. Las consecuencias son los peores resultados educativos”, aduce como motivos esenciales del retroceso educativo

Ante la pregunta de si ve al Gobierno de Macri con la firmeza para recuperar el tiempo perdido, Enrique Olivera expresa casi como un clamor: “Deseo fervientemente que sí, sino desde la oposición haremos lo imposible para que no se siga perdiendo el tiempo.

Por ahora el ministro Mariano Narodowsky está trabajando, nosotros lo acompañamos en todo lo que signifique fortalecer una política pública que debiera ser una política de Estado y le arrimamos sugerencias de manera de que una política del Estado sea lo mas enriquecedora posible, esto no quiere decir que como oposición no marquemos todos los errores que puedan producirse”, aclaró el legislador.