BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 16 de julio de 2019
COYUNTURA
Cuesta abajo
El titular del Palacio de Hacienda Carlos Fernández tendría los días contados para seguir al frente de Economía. Las críticas sobre su gestión se acentuaron en las últimas semanas.
23 de agosto de 2008
Cada vez más es elocuente el malestar en el propio Gobierno nacional en torno a la figura del ministro de Economía Carlos Fernández, a quien le cuestionan su perfil exageradamente bajo, sin mucha iniciativa, lo cual ha provocado un caldo de cultivo para que se acelere su eventual reemplazo, algo que podría ocurrir en los próximos 45 días.

Así lo afirmaron fuentes consultadas tanto en Casa de Gobierno como en el Ministerio de Economía, al asegurar que el perfil de Carlos Fernández no condice “para nada” con lo que debe representar en la Argentina la persona que ejecuta la política económica.

“Está claro que Fernández cumple órdenes de la presidenta Cristina y del propio Néstor Kirchner, pero de ninguna manera se puede justificar el miedo y el alejamiento que muestra el ministro de Economía”, aseguró una importante fuente de Casa de Gobierno.

Un funcionario cercano al ministro Fernández resaltó que el titular de la cartera económica “se amolda estrictamente a lo que le piden y no quiere avanzar en nada en las cuales no reciba órdenes”.

“Esa es la realidad. Indudablemente no es el mejor escenario para ser ministro de Economía, pero este Gobierno funciona así”, resaltó la misma fuente.

Sin embargo, otro importante funcionario del Palacio de Hacienda no tuvo vueltas para ser sumamente crítico de su propio jefe. “Es verdad que recibe órdenes y que en este Gobierno es complicado tener un perfil propio, pero de ninguna manera uno se puede alejarse de todo como lo hace este ministro”, advirtió ese funcionario.

Y justamente uno de los puntos que más le han criticado en estos últimos días es el hecho de haberse desentendido como ministro de Economía de una operación de deuda sumamente negativa, como fue la colocación de un bono a Venezuela, hace dos semanas, que le costó a la Argentina una tasa del 15 por ciento y una corrida en los títulos públicos y el riesgo país.

“No se puede concebir que por más que se reciban órdenes, como ministro no pongas reparos para frenar una operación que fue de la peor en años. No hay manera de justificarlo”, aseguró un funcionario de la Casa de Gobierno, con evidente tono ofuscado hacia Carlos Fernández.

Todo este panorama ha generado desde hace algunos días la posibilidad de un alejamiento de Carlos Fernández de su actual cargo. Sin embargo, se especula que esa iniciativa se podría acelerar, si finalmente el Gobierno resuelve hacer cambios sustanciales en el Indec y un cambio de función para Guillermo Moreno, secretario de Comercio Interior.

“Creo que se está buscando el momento oportuno. Este Gobierno nunca toma medidas por presión política de la oposición. Quizás pase un tiempo para que se produzca un cambio en Economía, lo cual habilitaría lógicamente a modificaciones en el Indec y en la situación de Moreno”, agregó una de las fuentes consultadas en la Casa Rosada.