BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 14 de octubre de 2019
LEGISLATURA BONAERENSE
Cambios en el IPS
Legisladores de ambas cámaras ya discuten sobre la base de un borrador oficial los cambios que el Ejecutivo impulsa a través de la creación del subsistema de Administración Financiera Previsional.
29 de agosto de 2008
Mientras se espera la versión definitiva que ingrese formalmente a la Legislatura de la provincia de Buenos Aires, presuntamente por la Cámara de Diputados, los legisladores analizan el segundo de los borradores que ha hecho circular el propio Ejecutivo.

El proyecto tiene por objeto la creación del subsistema de Administración Financiera Previsional y se enmarca dentro del Sistema de Administración Financiera establecido por la controvertida Ley 13.767. En síntesis, la iniciativa oficial integra a los regímenes previsionales administrados por el Instituto de Previsión Social, la Caja de Retiro, Jubilaciones y Pensiones de la Policía y la Caja de Jubilaciones Subsidios y Pensiones del Banco de la Provincia de Buenos Aires, dentro de un subsistema adicional del Sistema de Administración Financiera.

En el titulo primero que consta en el borrador se define el Subsistema de Administración Financiera Previsional y se modifica el artículo 5 de la Ley de Administración Financiera, de modo de incorporarlo como un subsistema más de dicho régimen. Allí se establece que el IPS sea el órgano rector de este subsistema dado que es la entidad que administra la mayor parte de los recursos involucrados.

En el título segundo del borrador se detalla la información que, como mínimo, se deberá elaborar para cada régimen previsional, así como el proceso de elaboración y auditoría de esta información. También la iniciativa contempla los procedimientos para el financiamiento de los regímenes deficitarios y para la inversión de los excedentes estructurales de los regímenes superavitarios, en su capítulo tercero.

Allí se establece claramente la posibilidad de que el tesoro provincial anticipe los fondos que le corresponde financiar el Estado nacional en el marco de los Compromisos Federales vigentes, imputando dichos anticipos como activos contra la Nación. Y para los casos de excedentes estructurales se estable la creación de Bonos de Ordenamiento Previsional, lo cual permitirá la colocación de los mismos en diferentes condiciones que las actuales Letras Previsionales.

En el título cuarto se aborda el ordenamiento definitivo de la situación de la Caja de Jubilaciones Subsidios y Pensiones del Banco de la provincia en función que la Ley 13.364 se encuentra suspendida en su aplicación. Por lo tanto, se prevé modificar la Ley 13.364, de modo de mantener la contribución patronal especial prevista en al ley 11.761, hasta tanto se recomponga la relación entre afiliados activos y afiliados pasivos.
Por último, en el título quinto, se establecen una serie de disposiciones transitorias tendientes a la implementación de la presente a partir de 2008 y además se autoriza la primera emisión de Bonos de Ordenamiento Previsional, para “la inversión” de los excedentes estructurales de los regímenes superavitarios.

Detalles

Los problemas económicos financieros que tiene la provincia de Buenos Aires son públicos y, lo que es mucho más, notorios. La idea de evitar una discusión seria con el Gobierno nacional por los fondos de la coparticipación primaria, que más temprano que tarde se deberá producir -según todos los habitantes del Palacio Legislativo-, da riendas a la imaginación de los tanques pensantes del gobierno provincial.

La Provincia desistió, sin pena ni gloria, ante la ausencia de mercado de colocar deuda por 500 millones de dólares que estaba contemplada en el artículo 37 del presente presupuesto.

Por otro lado, espera ansioso unos 500 millones de pesos del Gobierno nacional para cubrir déficit previsionales en el marco del convenio 400.

Las especulaciones más certeras hablan de unos 1500 millones de pesos de letras de tesorería ya emitidas por el Tesoro a favor del IPS, a través de la “gestión automática” que se repite año tras año. La primera emisión de Bonos de Ordenamiento Previsional sería de por unos 2000 millones de pesos, según informaron los diputados que se encontraron con el ministro de Economía en la Cámara de Diputados para acceder a los detalles.

Los trabajadores empujaron a los gremios a mostrar los dientes ante la publicitada acción del Ejecutivo, ahora el futuro es incierto, el proyecto no termina de ingresar a la Legislatura y el rumor que se esperaran vientos de cola ha llegado hasta los propios legisladores. No parecen soplar esos vientos por el momento.