BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 15 de julio de 2019
COYUNTURA
Un gasto sin techo
El proyecto de Presupuesto para el año próximo contempla un fuerte incremento en los gastos del Gobierno nacional.
29 de agosto de 2008
La espiral del incremento del gasto parece que va a continuar sin mayores interrupciones. Esa es la principal conclusión que se puede extraer en este momento, en el cual se está terminando de elaborar el proyecto de Presupuesto para el próximo año.

En principio, según admitieron fuentes gubernamentales, el proyecto del Presupuesto para el próximo año contempla un aumento de partidas a nivel general del 15 por ciento aproximadamente.

El aumento parte de la base de la corrección que ha elaborado el Poder Ejecutivo para este año, por lo que se estima que el gasto total calculado para el próximo año rondará entre 210 a 220 mil millones de pesos.

Dentro de este esquema de fuerte incremento en el Presupuesto, se contemplarían aumentos importantes de partidas para las áreas de prestación social y de obra pública, sobre todo, teniendo en cuenta que 2009 será un año electoral.

“Sin dudas que la obra pública, el año que viene, tendrá un rol importante”, admitió un asesor del Ministerio de Economía.

Pero también habrá importantes desafíos. Uno de ellos es el de la deuda, ya que para 2009 se calcula que habrá vencimientos de alrededor de 19.800 millones de dólares.

De esa cifra global, unos 11.000 millones de dólares se puede prorrogar, pero el resto no, con lo cual el Gobierno se verá obligado a salir al mercado para colocar títulos de deuda. A su vez, las proyecciones macroeconómicas que se incluirían en el proyecto de Presupuesto para el próximo año serán de carácter moderado.

Así, se calcula que la inflación anual podría rondar entre el 7 y el 10 por ciento, el crecimiento económico se mencionará entre 4,5 y 5,0 por ciento y el consumo general podría mostrar una suba del orden del cinco por ciento.

“Va a ser un año más complicado porque habrá elecciones parlamentarias y eso siempre condiciona siempre el desarrollo de la economía”, aseguró un importante consultor privado.

No obstante, se estima que continuará con vigor la expansión del comercio exterior, especialmente de las exportaciones, ya que se prevé que los precios de los commodities van a seguir siendo favorables para las economías en desarrollo.

Sin dudas, uno de los desafíos más importantes será estabilizar el nivel inflacionario, ya que el aumento real del costo de vida de este año se situará entre el 25 y el 28 por ciento. Y sobre este punto, algunos analistas han formulado determinadas advertencias. “Empieza un debate cada vez más profundo sobre el nivel de inflación, del tipo de cambio y la competitividad. Tal como estamos ahora, con un tipo de cambio fijo prácticamente y una inflación muy elevada, no es sostenible en el tiempo”, concluyó el economista Pablo Rojo.
Este es un contenido exclusivo de la edición en papel del Semanario Parlamentario. Para acceder a todos los contenidos, suscríbase aquí.