BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 19 de julio de 2019
LEGISLATURA BONAERENSE
Pinos en el camino
Lograr consenso en la nueva composición del Cuerpo no será una tarea sencilla para el macrismo. Los legisladores de Proyecto Sur -segunda fuerza política de la Ciudad- anticipan que actuarán como una oposición responsable. Desde el PRO dudan sobre su comportamiento.
10 de julio de 2009
La actitud del espacio de Proyecto Sur en la Legislatura no será obsesiva ni obstruccionista. Será una oposición coherente y consecuente con el mandato del voto recibido. El legislador Martín Hourest sostiene que su posicionamiento obedece a lo que “es el juego de la democracia”, mientras que el flamante diputado electo, Fabio Basteiro, afirmó que la fuerza recibió el respaldo de la gente para “pararle la mano a Mauricio Macri”.

Alcanzar consensos requiere de una activa participación de los actores para que se convierta gradualmente en una conducta cotidiana que privilegie la unión antes que la división. Por lo tanto, la construcción de consensos es, entonces, uno de los instrumentos más adecuados para hacer legítimo y eficiente el trabajo de los gobiernos.

Sin embargo la administración de Macri presiente que se avecina -a partir de los resultados electorales del 28/J- una etapa difícil para su gestión; ya que según afirmara un conspicuo legislador del espacio PRO ante Parlamentario “resulta incomprensible” que ninguno de los proyectos impulsados por el Gobierno tenga “su lado bueno” como “lo demostró hasta ahora Hourest”. “De todas las leyes aprobadas, Martín (Hourest) nunca acompañó con su voto. Sistemáticamente se opuso. Me imagino que no todas las iniciativas son malas”, acotó tajante nuestro interlocutor, para agregar luego enfáticamente que “esa fue la actitud del diputado durante todo el tiempo que lleva de mandato, tuvo una oposición obstinada y obstruccionista”.

Cabe recordar que Martín Hourest, actual integrante del bloque Igualdad Social, fue electo en 2007, por el espacio que en las elecciones legislativas locales lideraban “Pino” Solanas y Claudio Lozano. Ante la opinión vertida desde el seno del PRO Parlamentario consultó al legislador aludido.

“Lo que no he votado a favor son las leyes arquitectónicas del macrismo y aclaro que lo hice porque tenemos otra visión del Estado y otra visión de la Ciudad”, sostuvo Martín Hourest, al responder a la acusación de haber sostenido una oposición obstinada y obstruccionista.

Tras cartón el legislador amplió sus conceptos, señalando con firmeza que “ello significa tener una percepción distinta en términos de proyectos políticos, nosotros creemos por ejemplo, en un proyecto de seguridad democratizada, y ellos creen en una Policía manejada por el “Fino” Palacios, nosotros creemos en una Ciudad sostenida fiscalmente sobre los sectores de más altos ingresos y ellos creen en una Ciudad que recorta gasto público en términos de gasto social; no es ninguna obstinación, son percepciones distintas; el consenso surge desde acuerdos instrumentales no sacrificando valores”.

Consultado el diputado de Igualdad Social sino era relevante la construcción de consensos en búsqueda de entendimientos como una forma de solucionar problemas y tomar decisiones, respondió enfáticamente que “nosotros votamos de acuerdo con la plataforma con la que el pueblo nos votó y de acuerdo con los valores que queremos representar; si hay coincidencias de valores hay consenso en el recinto, sino hay acuerdo de valores y no hay acuerdo en las políticas, no hay consenso en el recinto”.

No obstante, Parlamentario insistió en saber si esa posición no significaba poner “ palos en la rueda”, de los que suele hablar el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, ante lo cual Hourest fue contundente: “Como presidente del bloque Igualdad Social y en representación de los diputados electos de Proyecto Sur, está muy claro y hay declaraciones públicas al respecto que nosotros estamos para colaborar en aquellas cuestiones que nos parecen razonables y para oponernos en aquellas cuestiones en las que estamos en desacuerdo; es el juego de la democracia, no es más que eso”.

Pararle la mano a Macri

Pero si alguna duda podía sobrevolar en cuanto a la actitud legislativa que la bancada de Proyecto Sur desplegaría en la Legislatura, Parlamentario entrevistó a Fabio Basteiro, diputado electo por esa fuerza el pasado 28 de junio, quien no dudó en afirmar que “nosotros tenemos claro que vamos a ser consecuentes y responsables con el mandato que nos dio el ciudadano, que es manifestar claramente una oposición responsable a lo que significa el Gobierno de Mauricio Macri en la ciudad de Buenos Aires”.

Consultado Basteiro, sobre los conceptos emitidos desde el espacio legislativo PRO de que esperaban que el bloque de “Proyecto Sur” asumiese una oposición “obstruccionista” a las iniciativas oficiales, el electo legislador expresó que “seremos obstruccionistas para detener lo que es la arbitrariedad y la violencia de los desalojos, de la creación de la UCEPS, para detener las transferencias de capital social hacia el capital inmobiliario, y seremos obstruccionistas para poder detener la construcción de torres y shoppings a cambio de una Ciudad más integrada con la cultura del trabajo, la producción y la cultura en general”.

“Y si obstruccionista se entiende como la capacidad que tengamos para detener el atropello que significa la destrucción sistemática del Teatro Colón y de la cultura, nosotros creemos -al contrario- que eso significa ser consecuentes con el mandato que miles de porteños depositaron en Proyecto Sur”, acotó Basteiro.

En cuanto a la labor parlamentaria del legislador Martín Hourest, la cual había sido casi descalificada por voceros legislativos del PRO, consultamos a Basteiro qué opinión tenía al respecto y respondió que “la tarea legislativa de Martín (Hourest), ha sido una labor coherente, porque supo denunciar, detener e impulsar proyectos alternativos superadores al esquema que el macrismo quiere imponer en la Ciudad”.

“Pero además no hubo un sólo proyecto de Mauricio Macri que pudiera repercutir en las condiciones de vida de los ciudadanos que la hiciera mas digna; no hubo un sólo proyecto de Macri que haya tendido a subsanar las desigualdades sociales que se viven en la Ciudad; no hubo un sólo proyecto de Macri que tratara de terminar con el desabastecimiento hospitalario y con la falta de infraestructura escolar y mucho menos con el déficit y emergencia habitacional que existe en la ciudad de Buenos Aires”, remarcó el diputado electo, para sostener la defensa del trabajo desplegado por Hourest en la actual Legislatura.

“Por eso reivindicamos el trabajo de Martín Hourest y fundamentalmente vamos a seguir construyendo de una manera abierta y democrática, pero entendiendo también que nos han votado para pararle la mano a Mauricio Macri”, agregó Basteiro.

Finalmente, se le repreguntó sino serían esos los “palos en la rueda” a los que el actual jefe de Gobierno se refiere cuando hace mención a sectores de la oposición que son “una verdadera máquina de impedir”…

“Nosotros los únicos palos en la rueda que conocemos son los palos de Macri, son los palos que han recibido los docentes del jefe de Gobierno, los palos de los procedimientos anticonstitucionales, los palos que se les asesta a quienes se los margina obligándolos a vivir en situación de calle, el haber dejado de lado lo que establece la Ley 105 (Programa de Estudio y Evaluación de los Servicios de Asistencia Alimentaria y Nutricional a la Población en Situación Vulnerable o Crítica) o la política insegura de seguridad, porque realmente quienes están recibiendo palos son los ciudadanos de Buenos Aires”, describió Fabio Basteiro, legislador electo por Proyecto Sur, segunda fuerza política en la Ciudad de Buenos Aires.