BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 23 de julio de 2019
COYUNTURA
Diáspora en puerta
Agustín Rossi tiene como misión contener el desmadre en su bloque. La mirada está puesta en los 59 legisladores que se les vence el mandato. Hasta ahora contabiliza una sola baja. La reorganización del PJ va a incidir en lo que viene. Final abierto.
10 de julio de 2009
El mensaje de las urnas del 28-J caló hondo en las filas del oficialismo, en particular en el bloque de diputados nacionales que lidera el santafesino Agustín Rossi donde las aguas están revueltas. Hasta diciembre tiene la misión de contener a los varones y mujeres que concluyen sus mandatos el 9 de diciembre, una tarea en la que va a contar de acuerdo con la información a la que accedió Parlamentario con funcionarios del primer piso de Balcarce 50 y también en casos puntuales desde la Quinta presidencial de Olivos.

La gripe K, como la llaman puertas adentro, ya eyectó del bloque del FpV al cordobés Arturo Miguel Heredia, con lo cual la cantidad de miembros ha quedado estacionada en 114. Temen el contagio y que más de uno arme sus bártulos y barbijos y busque otro lugar en su mundo y lógicamente todos están ansiosos del andar de los bonaerenses con un pasado fuertemente ligado a Eduardo Duhalde. Es el caso de Graciela Camaño, Luis Barrionuevo y Mabel Müller, por citar algunos ejemplos, aunque corre la versión de que el otrora líder de la provincia de Buenos Aires les dijo que “por ahora no hay que romper, sino esperar como evoluciona la crisis partidaria”.

Por esas ironías de la historia, Eduardo Duhalde coincidió con el gobernador sanjuanino José Luis Gioja, que dijo “no hay que hacer leña del árbol caído”. Aunque, según un comentario de uno de los testigos de la charla en la casa de Lomas de Zamora a la que asistieron más de un legislador, habría deslizado severas críticas hacia el matrimonio presidencial.

En rigor, las voces tremendistas tienden a aplacarse, ya que todos tomaron conciencia de que no es tiempo de adioses, sino de posicionarse paulatinamente, sin apuros. En ese contexto hay una clara división: los que están todavía dentro del FpV-PJ, y los que están afuera, es decir en el peronismo disidente como Felipe Solá, Alfredo Atanasof, los hermanos Rodríguez Saá, Carlos Menem, Juan Carlos Romero, Ramón Puerta, Carlos Reutemann y José Manuel de la Sota, entre otros que fogonean gestos rupturistas.

Como viene la mano

Viene como anillo al dedo la frase: toda ley, tiene un texto y un contexto. En lo que resta hasta fines de noviembre, cuando virtualmente cese el actual periodo de sesiones ordinarias, de acuerdo con fuentes consultadas no ingresarán al recinto de parte del bloque del FpV temas conflictivos, sino aquellos que no generen discusiones polémicas. El único que pinta en esa dirección es el Presupuesto nacional para el año que viene por la sencilla razón de que el Gobierno va insistir en que la centralidad del mismo conserve la esencia del llamado proyecto nacional y popular, y no ceder a los reclamos de la oposición.

Lo que imagina es ceder cifras de algunas partidas que siempre son productos de las negociaciones fogoneadas por los gobernadores a través de sus senadores y diputados más fieles, más los pedidos puntuales de la oposición entre ellos el de la UCR en función de las sugerencias de sus gobernadores e intendentes. Una negociación que no es nueva, nada más que ahora tendrá otra reconfiguración legislativa a partir del mensaje de las urnas.

En cuanto a la ley de Radiodifusión, que fue un caballito de batalla electoral del kirchnerismo, lo mismo que con la ley de Educación Superior, nadie de los consultados arriesgó si serán tratados en el recinto.

Ya no somos los mismos

Lógicamente en el bloque del FpV el panorama ya ha cambiado sustancialmente. En el caso del jefe del bloque, el santafesino Agustín Rossi, ya ha planteado que la autonomía es un paso central para no estar pendiente de los humores del primer piso de la Casa Rosada y de la Quinta presidencial de Olivos. Hasta se dio el lujo de desmentir las cifras dadas por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner cuando en conferencia de prensa hizo una galimatías para intentar explicar que no habían sido derrotados... También Rossi ha comunicado no sólo a Balcarce 50 que en las reuniones de los bloques se acabó la obediencia debida, no en esos términos, por supuesto, sino que es tiempo de democracia interna, de abrir el juego de las decisiones, lo que alimentó la esperanzas de cambios en la ingeniería parlamentaria.

Un cambio más que obligado, porque hay un antes y un después del 28-J. Rossi y los demás jefes de la bancada no tenían margen para aplicar la obediencia debida, sino dejar practicar una nueva relación en el seno del bloque, una tendencia que se puso en marcha cuando se abordó el tema de Aerolíneas Argentinas o la estatización de las AFJP, por citar un par de ellas.

Mensajes que han tranquilizado por ahora los ánimos, lo que se ve favorecido por el receso invernal dispuesto debido a la Gripe A, con lo cual recién en la primera semana de agosto se volverán a ver las caras en la primera reunión del bloque del FpV después de la derrota oficialista en las legislativas.

Un tiempo más que suficiente para las meditaciones en particular de los varones y mujeres que ya han empezado a elaborar el duelo de la partida, pese a que faltan alrededor de cinco meses. Precisamente en ellos está puesto el foco de la dirigencia partidaria, dado que es tradicional que los que renuevan mandato oscilan en sus conductas. En ese contexto, fuentes del bloque confiaron a Parlamentario que la mayoría de ellos por el momento no han dejado constancia de rebeldías. De acuerdo con esas fuentes, tales conductas están íntimamente vinculadas a los gobernadores o a lo que resuelvan los caudillos regionales, pero un primer paneo depara interrogantes sobre los varones y mujeres, no sólo bonaerenses, sino también los pampeanos o los de Jujuy, como es el caso de Carlos Snopek y Carolina Moisés, que enfrentaron al oficialismo K en sus provincias y fueron derrotados.

En cuanto a los entrerrianos María Cristina Cremer de Busti, Gustavo Zavallo y María de los Angeles Petit “no han sacado los pies del plato” como se insinuó, versión que mereció la desmentida de su jefe político Jorge Busti. Una especulación a partir de la creación de un interbloque junto a los tres santafesinos que responden a Carlos Reutemann y los cordobeses monitoreados por el gobernador Juan Schiaretti. Unicamente Arturo Miguel Heredia anunció públicamente que dejaba de pertenecer al bloque del FpV y alumbraría uno personal, bautizado como “Córdoba Federal”.

Un cuadro de situación que está atado, sin lugar a dudas, a lo que suceda con la reorganización del PJ, donde por ahora no hay voces uniformes sobre cómo debe cristalizarse esta nueva etapa, lo que da un respiro a la conducción del bloque del FpV Rossi, quien también ha dialogado con más de un gobernador sobre como funcionar por lo menos hasta diciembre, en relación a los recintos de ambas cámaras, pero con mayor énfasis en la que tiene la llave Eduardo Fellner.

Puertas afuera

Este es el panorama en las convulsionadas filas K en relación al trabajo legislativo propiamente dicho cuando se reanude en las comisiones y fundamentalmente en el recinto. Es decir una tendencia a abrir el juego, hasta donde se pueda, buscando armonías y consensos para que el tablero electrónico no le juegue una mala jugada.

Una tendencia que también se da hacia los principales bloques, entre ellos la UCR y los de centroizquierda que han pasado a cotizarse impensadamente y que los lleva a convertirse en árbitros en horas decisivas para conseguir el quórum. Con todos ellos Rossi, convertido en piloto de tormentas, ha mantenido discretas reuniones para evaluar como sigue la historia y hasta ahora no ha recibido gritos de guerra, salvo que tengan que abordar una ley donde el oficialismo rechace las sugerencias de la oposición, sin olvidarse las propias. Se acabó el famoso “no se aceptan modificaciones”, como sucedió en los últimos años cuando la lógica del poder K se asentaba en los números favorables. Agosto, septiembre, octubre y noviembre son los meses en que puede haber más de una sorpresa en los dictámenes de las comisiones y en el recinto. Todo depende de la ley que sea propuesta a consideración del pleno del cuerpo para que no explote por los aires el verbo que esta de moda: consenso.

Habría que ver si los vientos de agosto no aceleran la diáspora de algunos legisladores que responden directamente a los gobernadores justicialistas que triunfaron en las últimas elecciones. En esa línea estarían los diputados de Chubut, La Pampa, San Juan y Tucumán, entre otros. Cuestión de esperar.