BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 16 de septiembre de 2019
ENTREVISTAS
“Ni el sueldo de los trabajadores ni el de los jubilados son variables de ajuste”
El titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, reivindicó los cambios en Ganancias y también habló de la agenda legislativa que viene.
6 de septiembre de 2013
- ¿Cómo defiende los cambios en la Ley de Impuesto a las Ganancias?

- El proyecto va en línea con la intención de nuestro Gobierno de profundizar el consumo y destinar cuatro mil millones de pesos que estaban en manos del Estado al bolsillo de los trabajadores, que se volcarán al consumo y al mercado interno, al crecimiento del Producto Bruto Interno, e ir a contramarcha de todos los planes de ajuste que el sistema financiero internacional pone como condición a los gobiernos. Quienes conducen el Estado tienen los criterios de mérito, oportunidad y conveniencia. Además, hay que tener un financiamiento responsable del Estado social de derecho que nosotros hemos iniciado hace diez años. Hay un Estado social en la Argentina que nada tiene que ver con el Estado desertor de otros momentos históricos, que entiende que ni el sueldo de los trabajadores ni el sueldo de los jubilados son variables de ajuste; entiende que son instrumentos de promoción del consumo y el mercado interno, y en esa dirección vamos a seguir profundizando nuestra línea de trabajo. Este debate pone en valor cómo se garantiza el financiamiento del Estado de forma responsable, promoviendo el consumo y el mercado interno.

- Uno de los planteos de la oposición es que el impuesto a las Ganancias debe tener movilidad…

- Argentina tiene una negociación de paritarias, y las metas fiscales se van fijando en función de las posibilidades a cumplir y la flexibilidad que tiene que tener el Poder Ejecutivo. Por lo tanto, anticipar a criterios rígidos es un error. En nuestro país una sequía, un cambio climático o un escenario internacional que cambie, condiciona las capacidades que tiene el propio Estado. Por eso, la discusión hay que darla tiempo a tiempo. Hubo cuatro modificaciones del mínimo no imponible este año. Esto tiene que estar vinculado a la flexibilidad y el momento oportuno, y no puede ser una medida rígida sin estrategia de financiamiento del Estado. Yo prefiero valorar en positivo la decisión que ha tomado el Gobierno y esta inyección de cuatro mil 500 millones de pesos puestos en el mercado interno.

- ¿Le sorprende la intención de la oposición de pretender la presidencia de la Cámara de Diputados?

- El general (Juan Domingo) Perón decía que para comer el guiso de liebre, primero hay que cazar la liebre. Entonces, que el pueblo vote y después se verá cuál es el resultado electoral. Yo no estoy cuidando ningún lugar; mi mandato termina el 10 de diciembre y la primera minoría, que es el bloque del Frente para la Victoria, nominará a las autoridades que estime pertinentes y lo discutirá en el ámbito parlamentario.

- ¿Debe haber una agenda legislativa en septiembre y octubre, o eso debería ser después de la elección?

- La agenda de septiembre ya está, está el tema de la reapertura del canje de deuda y los temas que los presidentes de bloque acuerden para la próxima sesión, e iremos construyendo los temas que entendamos que son de interés común. Sin dudas, el nuevo Código Civil y Comercial va a ser tema de discusión en las próximas semanas. Uno de los temas que se viene es poder tener materializado antes de diciembre el Código Civil, que ha sido todo un debate el año pasado, de audiencias públicas y comisiones, y seguramente ya están preparados los dictámenes de los bloques.