BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 21 de septiembre de 2019
OPINIÓN
Un candidato librado a su suerte
Por José Angel Di Mauro
11 de septiembre de 2013
A dos semanas del comienzo formal de la campaña electoral de cara a octubre, hace rato que todos los candidatos están metidos de lleno en el tema, pues no hay tiempo que perder. Aunque todos tienen clara la recomendación de no atosigar a los votantes, de modo tal de que la campaña excesiva no les termine jugando en contra.

Así, mientras el candidato ganador de las PASO en provincia de Buenos Aires desarrolla una campaña de baja intensidad que se asemeja a aquello de “hacer la plancha”, matizando recorridas, con la presentación de propuestas que buscan marcarle la agenda al gobierno nacional, más la difusión del traspaso de dirigentes de otros sectores -sobre todo el oficialismo- hacia las filas massistas, en el kirchnerismo se advierte que la metodología de campaña no será la misma que para el 11 de agosto.

Quedó claro con los primeros movimientos del oficialismo que la Presidenta ha atendido la recomendación de evitar que el previsible traspié que todo indica que se repetirá -potenciado- en octubre, afecte más su figura, y ya no se involucra íntegramente en la campaña de Martín Insaurralde. Prueba de ello es la difusión de nuevos afiches de campaña, donde el candidato ya no aparece ni con Cristina, ni con Scioli. Está solo, todo un símbolo.

El eslogan también cambió. La indescifrable combinación de tres verbos utilizada para las PASO -“Elegir seguir haciendo”-, mutó a pedido del candidato por “Hoy hay futuro y es de todos”. Según confiaron a este medio allegados a la campaña del FpV, el intendente de Lomas fue quien pidió modificar la consigna por otra que incluyera “presente y futuro”. Son varios los que en el oficialismo consideran que “la década ganada” no es una consigna taquillera para los no convencidos, y que las referencias no tienen que ser ya a lo que pasó, sino a lo que vendrá.

“Ese pasado incluye al propio Massa y a muchos de los que se han ido con él, que justamente no reniegan del mismo y son tomados por la gente como los que protagonizarán los cambios necesarios”, se sinceró una fuente del Frente para la Victoria.

Se nota que la consigna de campaña del FpV en la Provincia se asentará en lo que consideran sus referentes es el mayor reclamo en el distrito: la seguridad. Por eso el desdoblamiento ministerial que se convertirá en ley esta semana. Por eso también el mensaje de Insaurralde que puso en el centro del debate la baja de edad de imputabilidad. Un tema en el que, tal cual anticipamos en esta columna, el candidato “se cortó solo”, y que no cayó para nada bien en el seno de quienes serán sus futuros compañeros.